Fede Cartabia, allí por donde el balón va a pasar más veces


Es cierto que a Fede Cartabia lo llevamos esperando desde pretemporada, o incluso antes, pero nunca se le puede achacar que no lo intenta. Cada vez que sale es de los que no se esconde, de los que se ofrece siempre a recibir el balón y asume responsabilidades. Otro aspecto a analizar es por qué no le salen las cosas más a menudo. El problema que ha tenido hasta ahora no sé si es que no estaba bien físicamente o mentalmente, pero el caso es que no le estaban saliendo. El otro día, con el equipo por detrás en el marcador y desesperado por agarrarse a una eliminatoria que se escapaba y después de un cambio de posición, aportó muchísimo al desequilibrio ofensivo del Deportivo y a todo el colectivo le vino muy bien.

Su partido del miércoles no fue un redescubrimiento, porque para mí jugó donde tiene que jugar: allí por donde el balón va a pasar más veces. Gozó e hizo disfrutar a todo el deportivismo especialmente en los segundos 45 minutos, pues en la primera parte tuvo que estar más pendiente de las ayudas a David Simón y se atrevió menos. Que brillase justo cuando jugó más centrado no es casual. Insisto en que cuanto más participen en el fútbol del equipo aquellos jugadores más dotados de desequilibrio, mucho mejor. Y esto es más fácil en el interior que en la banda. Así lo entendió también Martí.

Aunque no renunció a su participación defensiva y estuvo muy pendiente de Keidi Bare cuando este quería salir con el balón, lo que más valoro es lo que aportó en la fase de ataque, y más con el resultado adverso en el marcador. No le descargo de más presencia ofensiva en el remate, no solo a la hora de generar, sino también en el remate, porque tiene muy buena pierna izquierda. Sin embargo, esa posición con libertad por detrás del punta le viene muy bien.

De cara al planteamiento del encuentro de esta noche, por supuesto que me inclinaría por volver a situarlo por detrás de Carlos Fernández, con Borja Valle más echado a la banda izquierda. Hasta me plantearía alinear un doble lateral en la banda derecha: Eneko Bóveda y David Simón, o Bóveda y un jugador como Pedro, que estará pendiente de las ayudas defensivas para tapar al que es sin duda el futbolista del Málaga más desequilibrante, Ontiveros.

En cualquier caso, no creo que el partido del miércoles sea el tope de Fede Cartabia. Creo que con confianza, que evidentemente no la tiene, es capaz de más. En esta promoción todos esperamos la versión mejorada de este jugador y una imagen colectiva del equipo acorde al rendimiento que el argentino acaba de dar. En la recién disputada ida de semifinales apareció en los momentos decisivos, así que solo hay que esperar que en la vuelta mantenga esta línea, o incluso crezca de cara a lo que todos esperamos: el ascenso del Dépor a Primera División.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fede Cartabia, allí por donde el balón va a pasar más veces