El Deportivo aparta de los entrenamientos a Íñigo López y le abre un expediente disciplinario

La Voz

TORRE DE MARATHÓN

Javier Blasco

El central riojano está suspendido provisionalmente por Competición por su papel en la supuesta trama de amaño de partidos

13 jun 2019 . Actualizado a las 16:38 h.

El Deportivo decidió apartar a Íñigo López de los entrenamientos y abrirle un expediente disciplinario, después de que el Comité de Competición le suspendiese de forma cautelar, como consecuencia de insinuar que el Huesca se dejó perder ante el Nàstic de Tarragona la temporada 2017/18. El resultado sería consecuencia de un supuesto pacto según el cual el equipo aragonés, al estar ya ascendido a Primera, debía dejar ganar al rival. 

El central riojano, que se encuentra en libertad bajo fianza en el marco de la operación Oikos, ya no entrena esta mañana en Abegondo. El miércoles, tras el partido ante el Málaga, la plantilla intentó arropar y recordar la presunción de inocencia de Íñigo López. 

El instructor del expediente en el Comité de Competición de la RFEF suspendió provisionalmente al jugador del Deportivo después de que la federación solicitara a este organismo medidas cautelares. «Ante la gravedad de los comportamientos referidos y las declaraciones del jugador Íñigo López Montaña, y teniendo en cuenta podrían acarrear infracciones disciplinarias, esta mañana (por el miércoles) la RFEF ha trasladado un informe sobre este tema al Comité de Competición y ha solicitado, de manera urgente y excepcional, medidas cautelares contra el citado jugador, dado que el campeonato de Liga de Segunda División no ha finalizado», informó la RFEF.

Tras esta solicitud, el Comité incoó expediente disciplinario extraordinario al jugador por la presunta comisión de una «infracción disciplinaria muy grave» y ha nombrado al instructor, que ha propuesto esta medida. «Tras analizarla este órgano ha decidido tomar la decisión de suspender provisionalmente al jugador», agregó la RFEF. La decisión de la RFEF es consecuencia de unas declaraciones efectuadas por el futbolista Íñigo López al diario «El Mundo» sobre el partido entre el Huesca, en el que militaba el defensa, y el Nàstic, correspondiente al final de la temporada 2017/2018, con los oscenses ascendidos a Primera división y los tarraconenses jugándose la permanencia.

El jugador del Deportivo y ex del Huesca, considerado por la investigación de la 'Operación Oikos' como un intermediario en la trama de amaños de partidos, afirmó en la entrevista que perdieron ante el Nástic porque «teníamos un pacto».

A raíz de esta afirmación, además de la decisión de la RFEF, el Juez de Disciplina Social de LaLiga decidió la apertura de una información reservada para discernir la posible responsabilidad de la SD Huesca y del Nàstic de Tarragona.

Si existiera esa responsabilidad, dice una nota de LaLiga, podría dar lugar «a las consecuencias disciplinarias oportunas por posible infracción del artículo 69.2.i) de los Estatutos Sociales de LaLiga.

«Se consideran como infracciones muy graves: las actuaciones dirigidas a predeterminar, determinar o alterar en cualquier tiempo y/o forma, mediante precio, intimidación o simples acuerdos, el resultado de un partido o competición»