El Málaga que moldeó Víctor

TORRE DE MARATHÓN

GERMÁN POZODiario Sur

Sánchez del Amo regresa a Riazor tras haber convertido al primer rival del Dépor en el play-off de ascenso en un equipo ofensivo que desde su llegada solo ha perdido un partido y empatado otro

10 jun 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El Málaga era un equipo aburrido. Que vivía de rentabilizar al máximo la ocasión u ocasión y media que creaba por partido. Esto le llegaba para estar en puestos de play-off a falta de ocho jornadas para el final. Pero la tendencia era negativa. Solo dos victorias en los últimos doce partidos, acabando esta racha con un empate y dos derrotas.

Fue ahí cuando el consejo de administración del club andaluz decidió la destitución de Juan Ramón López Muñiz, el hombre que meses antes había llegado a La Rosaleda con el beneplácito de todo el malaguismo. Esta decisión marcaría un antes y un después del Málaga esta temporada. Llegó entonces a la capital de la Costa del Sol Víctor Sánchez del Amo con su staff. Y con él volvieron los resultados, la alegría y la ilusión a una afición que, en estos momentos, ve al suyo como al equipo más fuerte para regresar a Primera.

De esta manera afronta estas eliminatorias de ascenso el rival del Dépor (miércoles, 21 horas, Movistar Partidazo), un conjunto que Víctor se encontró tocado y que ha moldeado hasta convertirlo en el más en forma de la competición.