«Mi reto es doble: subir con el Deportivo y quedarme aquí»

El argentino insiste en que el vestuario está convencido de sumar los nueve puntos que quedan

Nahuel posa en la ciudad deportiva de Abegondo
Nahuel posa en la ciudad deportiva de Abegondo

A Coruña

Se agotan las oportunidades para Matías Nahuel (Rosario, Argentina, 1996), quien desde que viste la blanquiazul no ha ganado un solo partido en casa. Una racha terrible que le ha llevado a cuestionarse su fútbol y a su equipo a casi despedirse del ascenso. Todo puede cambiar el lunes (21.00, Gol) contra el Mallorca.

-Los entrenamientos de esta semana están siendo duros. ¿Está sacando el equipo la rabia?

-No, el nivel de competitividad tiene que estar todas las semanas. Sí que es cierto que esta semana es difícil y vamos todos a muerte, porque el lunes llega una final importante. Si no entrenas fuerte, el entrenador se da cuenta, entonces lo que haces es entrenar fuerte, porque el lunes queremos jugar todos.

-¿Qué tiene que sacar el equipo para volver a ganar en casa después de cuatro meses?

-Todos sabemos que no estamos en el mejor nivel ahora. Cuando pasa eso, llegan los partidos y quieres hacer todo, pero al final eso se convierte en una presión extra y te come. Tenemos que estar tranquilos, porque en el grupo hay muy buenos futbolistas y tenemos que ayudarnos todos.

-¿Llega el Dépor a tiempo de engancharse a la promoción?

-Está claro. Sí que es cierto que la afición en Lugo se fue muy cabreada por el resultado y les pido que el lunes apoyen porque es una final y estamos convencidos en el vestuario de que vamos a sacar estos nueve puntos sí o sí.

-En los vaivenes del equipo en los extremos, le ha tocado ser titular en las dos últimas jornadas.

-Antes de estos llevaba tres partidos sin salir de titular y han entrado otros compañeros, pero he sabido estar tranquilo y trabajar, y es lo que me ha llevado a volver al once con el equipo.

-¿Hay miedo a jugar en Riazor?

-No, nosotros lo que tenemos que hacer es disfrutar, jugar al fútbol, que es lo que nos gusta, y trasladárselo a la gente: que se vea que el equipo va a una y sale a ganar.

-¿Cuánto hace que no disfruta en el campo?

-Yo ahora mismo estoy disfrutando. Es cierto que no estoy a mi mejor nivel, pero me estoy empezando a encontrar cada vez mejor y eso me está animando.

-¿El espejo en que se miran es el Valladolid, que se enganchó al final y ahí sigue en Primera?

-Nuestro objetivo siempre fue el ascenso directo, pero eso ya está en un segundo plano y ahora tenemos que mirar por entrar en la promoción. Y el Valladolid es un claro ejemplo de lo que queremos, que se engancharon al final y han estado un año en Primera y se han ganado la opción de seguir. Hay que tomar ese ejemplo y no comernos la cabeza, porque quedan tres partidos y esperemos ganar el lunes.

-¿Hay algún momento en que piense en la temporada que viene?

-Sí, claro. Me veo aquí. Confío plenamente en mis compañeros y en todos. Estoy seguro de que vamos a salir adelante.

-Un doble premio para usted.

-Mi reto es doble: subir con el Deportivo y quedarme aquí en Coruña, que estoy muy a gusto, la verdad. ¿Le puedo enviar un mensaje a la afición?

-Por supuesto.

-Sé que es un momento difícil para el deportivismo y no podemos pedir nada, pero tienen que confiar en nosotros. Quedan tres finales y estamos trabajando mucho para que el lunes celebremos los primeros tres puntos hacia la promoción y hacia el ascenso.

«Personalmente sé que no estoy en mi nivel»

El extremo argentino es consciente de que se espera mucho más de su rendimiento.

-¿Cómo está de moral?

-Personalmente sé que no estoy en mi nivel. Poco a poco, con el entrenamiento y con el apoyo del cuerpo técnico y de los compañeros, me estoy sintiendo mejor, pero aún no al nivel que yo siento que puedo rendir.

-¿Por qué aún no ha alcanzado su mejor rendimiento?

-Vine el último día de mercado y me integré tarde al grupo, aunque sí que todo fue bien, porque conocía a varios compañeros, pero es difícil cuando llegas a un equipo nuevo. Llegué con un entrenador y ahora estoy con otro. Muchos cambios en muy poco tiempo.

-Quedan solo tres jornadas y la posible promoción.

-Aquí en Coruña he encontrado la estabilidad con la familia. Mis hijas van al colegio aquí y la vida para nosotros está siendo muy buena. Sí que es cierto que en el fútbol estamos ahí, ahí por el tema mío, que llegué en un momento complicado, en el que el equipo no gana. Es una racha complicada, pero si la familia está bien es lo más importante.

-¿Ha llegado a pensar que con usted la plantilla es peor?

-No me tengo que echar culpa. Llegué en la época mala del equipo. No me lo pongo como una presión, ni como una racha negativa para mí, pero sí que es cierto que te come la cabeza, porque ves que el equipo está bien, pero llegas tú y… empieza la dinámica mala. Piensas cosas que no son, llego para mejorar la plantilla y al final lo que no he hecho es aportar lo que se espera de mí...

-¿Llegó a dudar de usted?

-No, porque el fútbol no se olvida, pero cuando las cosas no van bien eso te come la cabeza y para mí es una presión añadida. Es muy difícil salir de ahí, pero lo voy a conseguir.

Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Mi reto es doble: subir con el Deportivo y quedarme aquí»