Quique iguala su récord anotador en plena carrera por el ascenso

Tiene a Álvaro Giménez dos goles por delante en la pelea por la distinción de pichichi de Segunda que ya lograron Vara, Castro, Amancio y Veloso en el Dépor


A Amancio le daba flato. Entrenaba estupendamente, pero durante los encuentros oficiales era incapaz de aguantar más de quince minutos sin que las punzadas le frenaran la carrera. El problema comprometió sus primeros pasos en blanquiazul hasta que alguien le recomendó dejar las bebidas gaseosas para los días sin partido. Se alivió el coruñés y lo agradeció el Dépor. Tres goles en la temporada del debut, la del dolor en el abdomen; diez en la segunda; dieciséis en la tercera, y veinticinco en la cuarta; la 61-62, la buena. Antes de mudarse a Madrid, Amancio Amaro dejó al equipo en Primera y un registro todavía por igualar, 57 campañas más tarde. Ningún otro futbolista ha hecho coincidir un ascenso con un trofeo de máximo goleador al servicio del Deportivo. El club ha tenido ya otros tres pichichis en Segunda, todos de la provincia ?el santiagués Veloso, un curso antes que Amancio; el ferrolano Castro, en la 77-78; el esteirán Vara, en la 82-83. y ahora es un castellano quien persigue el doble éxito.

Quique González logró superar el pasado domingo el listón que dejó instalado Enric Gallego cuando se marchó al Huesca. El ariete del Extremadura cambió de categoría a mediados de enero, tras la jornada 21, con quince tantos en el saco. Entonces, el referente ofensivo blanquiazul estaba anclado en los diez desde hacía tres semanas y aún tardaría otras cuatro en alcanzar los once. Ha sido el mayor período de sequía de Quique. Frente al Cádiz hizo su gol número 16, pero el listón se había movido horas antes. Álvaro Giménez, ariete del Almería, sumó frente al Elche su primer triplete de la temporada, alcanzando los 18. Al punta blanquiazul le toca ahora batir al rematador del equipo en el que había firmado sus mejores registros.

El delantero vallisoletano ejerció dos campañas de local en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Cerró ambas con 16 dianas, aunque en la 2015-2016 las distribuyó entre Liga (15) y Copa (1). Igualada la marca, al portador del 7 le queda romper el techo y pelear por la condición de pichichi en las cuatro jornadas que restan. Un estímulo individual que coincide con otro colectivo: consolidar al Dépor en las plazas de promoción de ascenso. Que los tantos se traduzcan en puntos.

Lo manifestó el propio Quique en la sala mixta de Riazor hace cinco días, poco después de que Querol neutralizara el esfuerzo de batir a Cifuentes. «Quiero el máximo de goles posibles, pero que sirvan para sumar», subrayó el autor del 1-0, beneficiario de la mejor acción de Eneko Bóveda desde que el zaguero recaló en A Coruña.

El atacante ha visto puerta en doce partidos este curso. Seis concluyeron en victoria, cinco en empate y uno (el del Sadar) en derrota. Sus remates han sido determinantes para que el Dépor sumase 17 de los 61 puntos que lleva. Ocupa ahora la octava plaza en la lista de máximos realizadores deportivistas en la categoría de plata, empatado con Vara, quien aún ostenta el registro de ser el único pichichi de Segunda que no jugaba como delantero.

El 7 recogió ayer el trofeo a mejor jugador de abril, un mes con cuatro citas en las que solo marcó frente al Osasuna pero destacó por su entrega en la presión al rival y colaboración en la fase de transición ofensiva. Ya había recibido esta distinción en septiembre del año pasado, cuando hizo cinco goles en tres encuentros.

Su intervención ante los medios en el acto de entrega no se salió un milímetro del patrón de declaraciones de las últimas semanas. «Lo que nos pasó el otro día nos lleva pasando en muchos partidos. Tener ocasiones y que el portero te haga grandes paradas y sea el mejor de su equipo», lamentó respecto al duelo con el Cádiz. También se refirió al del próximo domingo en Lugo: «Es un partido muy importante. Hay que dejarse la vida». Connotaciones épicas para un derbi frente al vecino rojiblanco. «Es un equipo que juega bien al fútbol, que últimamente marca muchos goles. Si dejamos la portería a cero sabemos que vamos a tener oportunidades», consideró. La ocasión, a solo cuatro jornadas del final, es clave para devolver al Dépor al camino del ascenso, sin mirar más allá porque, como sostuvo Quique, «cuando estás pendiente de los demás y no de ti mismo, al final la cagas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Quique iguala su récord anotador en plena carrera por el ascenso