Mauro Silva: «Tomé la decisión entre lágrimas»

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

«El Dépor es mi vida, pero tengo un compromiso que no puedo romper», explica el brasileño

11 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Un deseo: volver a defender al Deportivo y a A Coruña. Un proyecto: presidir un club coruñés con carta blanca para reorganizarlo. Un sueño: devolver a los blanquiazules a la Champions. Pero un compromiso hasta el 2022: transformar el fútbol del estado de Sâo Paulo desde la base hasta las categorías profesionales. El resultado es un cóctel de emociones que ha llevado a Mauro Silva Gomes (São Bernardo do Campo, Brasil, 1968) a rechazar entre lágrimas la presidencia del club de su vida, por mantener la palabra dada a un proyecto en su país que también le apasiona. El exdeportivista, que este viernes explicó sus motivos a la afición blanquiazul en una emotiva carta abierta, reveló a La Voz de Galicia cómo se gestó la iniciativa y lo duro que le resultó rechazarla.

-¿Un mal trago?

-Una decisión muy dura, con muchos sentimientos encontrados por el medio. De repente vuelven a la cabeza los títulos, el cariño de la afición, los amigos del alma; todo eso se mezcla en mi relación con A Coruña como en una coctelera. El Dépor es mi vida, y eso está metido en la decisión, porque, por mucho compromiso que tenga, estamos hablando de una propuesta para trabajar en el equipo de mi ciudad, en la que he vivido entre los 24 y los 37 años, en la que nació uno de mis hijos, en la que tengo amigos a los que quiero con locura... De verdad, había muchos sentimientos envueltos en esta decisión.

-¿Cuándo la tomó?

-El jueves por la noche, tarde. Me reuní con Ignacio Rivera, el consejero delegado de Estrella Galicia, que es amigo mío desde que llegué a A Coruña, se lo expliqué, y puedo decir que hubo lágrimas por los dos lados.