Rebajas de invierno en el colectivo

Mientras los fichajes de enero destacan en equipos como el Cádiz, en el Dépor los nuevos no han logrado aprovechar siquiera el cambio de entrenador


Las ligas de cuarenta y dos partidos no las ganan once jugadores. Se las llevan equipos. A principios de la actual temporada, el Deportivo transmitió ese mensaje a través de cada uno de sus empleados. Carmelo del Pozo salía a sala de prensa con la idea grabada en el discurso. Si el entrenador jugaba con tres mediocentros, él le traería seis para cubrir posibles eventualidades. No había comparecencia en la que jugadores, técnicos y directivos no machacaran con lo colectivo. Retornar a Primera era misión de todos y sería en ese todos donde el conjunto blanquiazul haría hincapié para marcar las diferencias. Un plantel largo de hombres y no de nombres que estuvo a punto de cruzar el año en ascenso directo. Lo impidió el Cádiz en el Carranza, pero la goleada no alejó a los coruñeses a más de tres puntos del primero en la tabla. El 2019 arruinó la faena.

El equipo empezó a hacer aguas entre cambios de sistema para los que no alcanzaban los mimbres. De repente eran precisos extremos. Más tarde, centrocampistas de nuevo. Resultó que de entre los seis en nómina solo había dos verdaderamente distintos, y uno amenazaba con retirarse en vida. Todo sucedió rápido, mientras se consumía el mercado de invierno. El Deportivo adquirió un cuarto central por si se desataba una epidemia y no bastaban Bóveda y Bergantiños y pidió prestado un especialista para el vértice. De los remates del Reus sacó, por último, un enganche que podría encajar en el trivote. Antes habría que ponerlo en forma. Entre los tres apenas han sumado la mitad de minutos sobre el césped que la nueva estrella gaditana.

Machís, ofrecido al Dépor

«Machís se adapta perfectamente al estilo de juego del Cádiz, pero sin él jugaban igual y tenían los mismos resultados», aseguró ayer Dani Giménez al referirse al venezolano. Titular en once partidos desde febrero, el jugador reclutado del Udinese le ha dado a su nuevo club ocho goles que han valido 13 puntos. Antes de fichar por el próximo rival, fue ofrecido al Dépor. No recaló en A Coruña porque la cesión incluía opción de compra obligatoria de seis millones de euros.

De entre todos los rivales por las plazas que dan acceso a Primera, solo el Oviedo se reforzó menos que el Dépor en la última ventana del mercado -Omar Ramos apenas ha salido de la enfermería-. Robert Ibáñez ha multiplicado el repertorio del Osasuna en banda, lo mismo que Ojeda en el Granada o Alejo en el Málaga. En el centro del campo del Albacete ya manda Daniel Torres, adquirido al Alavés. Las tres dianas de Álex Alegría estiraron la vida del Sporting y el último de los cinco tantos que lleva Ante Budimir fue fundamental para colocar al Mallorca en pos del ascenso directo.

Cuatro titularidades en total

«Influye mucho cómo esté el equipo cuando llegas. Si no le están saliendo las cosas bien, es complicado meterse en la dinámica. Cualquiera de los fichajes que han venido habrían demostrado su calidad y su fútbol si el equipo hubiera estado bien», completaba Dani Giménez su reflexión sobre las adquisiciones de invierno. Nahuel ha sido titular tres veces, ninguna desde la llegada de José Luis Martí. El nuevo técnico alineó una vez de inicio a Vítor Silva, frente al Extremadura, pero lo sustituyó al descanso y no ha vuelto a citarlo. Íñigo López ha pasado 18 minutos en el campo. El bagaje es pobre y el técnico parece haber decidido ya sus fijos de cara al último tramo, sin incluir en los planes a ninguno de los nuevos. El Deportivo perdió en el mercado la ventaja del colectivo.

Dani Giménez: «El ascenso directo está imposible»

la voz

El portero habló de lo sucedido en los últimos encuentros y de su impacto en el futuro: «Hemos sabido sufrir muy bien»

Dani Giménez es la voz habitual en las ruedas de prensa del Dépor, en las que ejerce además de termómetro de sensaciones. Ayer entró sonriendo a la sala de Abegondo: «Son seis puntos seguidos que llegábamos tiempo sin conseguir. Sobre todo ahora que a todos los equipos les cuesta muchísimo conseguir puntos». El portero habló de lo sucedido en los últimos encuentros y de su impacto en el futuro: «Hemos sabido sufrir muy bien. El juego no ha sido brillante, pero por algo se empieza. Ahora tenemos un partido muy bueno en casa contra un rival directo y nada mejor para reivindicarnos otra vez. Las victorias llaman a más victorias».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Rebajas de invierno en el colectivo