Somma rescata los goles de pizarra

El italiano puso fin el viernes en Soria a tres meses aciagos en los que el Deportivo no consiguió sacar partido de sus jugadas de córner o de falta


A Coruña / La Voz

Del Dépor del 2018, que peleaba con los mejores, al del 2019, situado en la cola en cuanto a puntuación, cambiaron muchas cosas. Pero una de las que más ha llamado la atención era la falta de gol (31 en las primeras 19 jornadas, por los apenas 11, en la siguientes 16). Y entre esos goles que dejó de marcar el equipo coruñés estaban los nacidos en jugadas a balón parado (11 hasta la jornada 23). Una racha nefasta que Michele Somma se encargó de rematar con su tanto en Soria, ante el Numancia (1-2).

Del gol de Álex Bergantiños a la salida de un córner en El Molinón, ante el Sporting el pasado 27 de enero, al del italiano, también rematando un servicio desde la esquina de Fede Cartabia, pasaron tres meses en los que los blanquiazules se desplomaron en la clasificación. El propio capitán del Dépor llegó a manifestar durante una rueda de prensa la necesidad de que llegaran goles en ese tipo de acciones: «Necesitamos el típico partido que entras al campo y en un córner, en una primera acción, te ves por delante. Eso haría liberar mucho más la cabeza de todos los jugadores y nos daría la serenidad que hemos perdido en este tramo de competición».

Acciones de pizarra que ya le han dado a los blanquiazules 11 puntos de forma directa: el tanto de Duarte en la primera jornada en el empate ante el Albacete; la postrera diana de Marí en Riazor para ganar 1-0 al Sporting; el 1-1 de Carlos Fernández frente al Málaga; el agónico gol de Duarte en Las Palmas para empatar 1-1; los tantos de Valle y Domingos en el 3-1 al Zaragoza; y los citados tantos de Bergantiños en El Molinón y de Somma en Soria. A ellos hay que sumar otros goles importantes como el de Cartabia de falta directa que abrió la victoria sobre el Albacete (2-0) o el de Marí que aseguró el triunfo sobre el Osasuna (2-0), ambos en Riazor. Pero además, incluso en tardes plácidas como las del Elche (4-0) o el Oviedo (4-0).

«Hay que tener en cuenta que sus principales rematadores [Duarte, Marí...] no eran conocidos en la categoría y lo aprovecharon para sorprender», explicaba en La Voz Miguel Figueira, profesor de fútbol en las escuela de entrenadores de la Real Federación Gallega de Fútbol, señalando ese factor como una de las claves. Curiosamente, el encargado de romper esa racha sin marca es otro desconocido, un Somma con solo 10 partidos jugados.

El club recurrirá la tarjeta del defensa para que pueda jugar contra el Zaragoza

El Deportivo recurrirá la segunda tarjeta amarilla que vio el italiano Michele Somma en el partido del viernes pasado en el campo del Numancia. El club pretende que el defensa pueda jugar el próximo fin de semana contra el Zaragoza.

El Deportivo lidera, con nueve expulsiones, la clasificación de tarjetas rojas en la actual Segunda División, pese a no ser un equipo que se caracterice por su juego brusco. Por tanto, presentará alegaciones al acta arbitral.

Esa segunda cartulina llegó cuando el Deportivo todavía mandaba por 0-2. La tarjeta propició que su expulsión llegó por un supuesto golpe con el brazo a un adversario en la cabeza, de forma temeraria, en la disputa del balón, según el acta del encuentro redactado por Luis Mario Milla Alvendiz.

Sin rojas anteriores

El Deportivo no ha tenido demasiado éxito en los últimos meses en sus escritos ante el Comité de Competición. Ahora recurrirá una tarjeta que mancha el expediente de Somma, pues el futbolista, de 24 años, no había sido expulsado hasta ahora en su carrera.

Primer gol

Somma, que ocupó un puesto en el once de José Luis Martí por la sanción de Pablo Marí, no había metido ningún gol como jugador profesional hasta el partido del viernes pasado en el campo de Los Pajaritos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Somma rescata los goles de pizarra