Bergantiños: «Lo que más deseo es que haya unión entre quién entre»

«El tema institucional no puede servir de excusa», reconoció el capitán de cara al tramo final de Liga


Álex Bergantiños se pasó por la sala de prensa de Abegondo con la vista ya puesta en la Romareda. Los deportivistas buscarán en Zaragoza enlazar su segunda victoria consecutiva a domicilio algo «muy complicado en esta categoría». «Cada semana es distinta», explicaba el capitán herculino desde la ciudad deportiva de los coruñeses, «hay que recuperar la confianza. Estamos en una etapa con muchas dudas y eso, al final, se refleja en el juego. En ese camino estamos. La de mantener una línea de estable, de crecer en base a una idea».

Bergantiños aseguró que el equipo viene notando cambios en su fútbol desde la llegada de Martí. «Ya en Pamplona la primera parte fue muy buena pese al resultado que tuvimos». El de la Sagrada Familia asegura que el equipo trabaja en ser «más dinámicos, más intensos, más rápidos». Una tendencia que trabajan por asentar reconociendo, en la línea en la que Martí se mostró en Soria, que todavía falta mucho por hacer. «Hemos dado un paso para salir de la UCI, per todavía estamos mal».

No faltó la pregunta sobre la actualidad del club en los despachos. «El tema institucional no puede servir de excusa», reconoció y destacó que «como coruñés lo que más deseo es que haya unión entre quién entre. Que transmita sensatez y unión en torno al club tras la inestabilidad de los últimos en lo deportivo y en lo no deportivo». Recordó el capitán los momentos difíciles que al vestuario le ha tocado vivir en los últimos años. «Conflictos, de hablar de demasiadas cosas extradeportivas, somos un club de fútbol y tenemos que representar los valores que representa la ciudad», reflexionó antes de añadir que «al margen de los cambios que pueda haber en el club, tenemos que estar por encima de todo eso».

Sobre el rival se limitó a valorar que «Zaragoza es un sitio de mucha exigencia, vienen de hacer play off el año pasado. Hay años que estás a un paso de ser primero y otros, como este, que tienes que pelar hasta el final», zanjó antes de valorar a Víctor Fernández, preparador de los maños y extécnico del Deportivo, como un entrenador de «buen recuerdo».

Fernando Vidal, empresario, exatleta y exconsejero del área deportiva blanquiazul

Alexandre Centeno

Fue durante tres años el hombre fuerte del equipo de gobierno de Tino Fernández

Se iniciaba el otoño del año 2013 cuando en medio de un convulso concurso de acreedores en el Deportivo, Fernando Vidal Raposo (A Coruña, 1962) temió por la desaparición del club y trató de juntar un grupo de socios con el que elaborar un proyecto de viabilidad y futuro para el club. El primer teléfono que marcó fue el de Tino Fernández, vecino de palco VIP en Riazor. Y poco a poco fueron tejiendo lo que meses después se convirtió en el nuevo consejo de administración blanquiazul.

Tino y Vidal compartían fortaleza en la candidatura y así se repartieron los dos puestos más visibles: El primero fue presidente y el segundo consejero responsable del área deportiva. Y, precisamente, en esta parcela fue donde años después encontraron sus principales diferencias, que llevaron al empresario naval a presentar su dimisión. Fue en octubre del 2017, días después de que Pepe Mel hubiera salvado su primer match-ball al ganar al Getafe en Riazor.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bergantiños: «Lo que más deseo es que haya unión entre quién entre»