Las claves de la salida de Tino Fernández del Deportivo

TORRE DE MARATHÓN

El anuncio del consejo de administración deja numerosas incógnitas sobre el porqué y las consecuencias de la decisión del todavía presidente blanquiazul

28 abr 2019 . Actualizado a las 21:37 h.

Llegaron a una entidad herida de muerte y consiguieron recuperarla económicamente. Pero les falló el aspecto deportivo. Cinco años después, Tino Fernández y su consejo de administración han anunciado que se irán el próximo verano. La presión sufrida desde su llegada, con picos como el de las últimas semanas provocados por la mala clasificación, han sido determinantes para que la directiva blanquiazul haya apostado por dar un paso al lado. Estas son las claves de su decisión.

¿Por qué Tino Fernández ha dado este paso?

Los gritos del pasado domingo de una parte importante del estadio de Riazor pidiendo la dimisión del consejo de administración resultaron determinantes. Hicieron mella no solo en Tino Fernández sino en una parte importante de su consejo de administración. Desde hace tiempo la presión estaba debilitando a varios consejeros. Según algunas fuentes, solo Enrique Calvete y Ramón Piña estaban dispuestos a continuar en el caso de que Tino se lo pidiera. Juan José Jaén, Daniel Ramos y Martín Pita mostraron su decisión firme de abandonar el club. Esta situación dejaría al consejo en una situación de debilidad, por lo que apostaron por renunciar en bloque.

¿Cuándo deja Tino Fernández de ser presidente?

En el momento en el que se celebre la junta extraordinaria de accionistas en la que él y todo su consejo de administración presentarán su renuncia al cargo. Hasta ese instante, no cambia nada en el club. Como sociedad anónima (deportiva) que es, y como no ha presentado dimisión con carácter inmediato, seguirá ejerciendo tanto a nivel de representación como ejecutivo hasta que ese día.

¿Cuándo se celebrará la junta extraordinaria en la que habrá cambio de consejo?

No hay una fecha decidida. La asesoría jurídica tiene el encargo de preparar esa junta. Según algunas fuentes, la intención de Tino Fernández y su consejo de administración es que no sea antes de finalizar la Liga para no interferir con el final de la competición. De este modo, todo hace indicar que no será antes de un mes y medio o, más bien, dos. La Liga acaba el fin de semana del 8 de junio. Pero si el Deportivo se mete en play-off, puede tener hasta dos semanas más de competición (en caso de superar la primera eliminatoria), con lo cual nos situaríamos en el fin de semana del 22 de junio. Si la intención real es no desviar la atención de lo que sucede en el campo, parece improbable que la junta pueda ser entre el 8 y el 22, con lo cual ya nos situaríamos en dos meses.

¿Hay alternativas a Tino Fernández?

De momento, nadie se ha postulado como candidato. Solo el expresidente de la federación de peñas, Miguel Otero, hizo un amago el pasado verano. Sin embargo, no llegó ni a presentar su candidatura en la junta extraordinaria convocada. La decisión de Tino Fernández parece haber cogido por sorpresa a todo el mundo y será a partir de ahora cuando empiecen a moverse piezas.

¿Y si nadie se presenta? ¿Qué sucederá?

Es una situación que no está contemplada. No es habitual que en una sociedad anónima, sea o no deportiva, nadie quiera ponerse al frente. Según algunas fuentes, si llegado el momento, Tino ve que nadie da el paso adelante, continuaría y aguardaría unos meses más hasta convocar una nueva junta, pues este momento coincidiría con el período de fichajes y no dejaría a la entidad en un estado de acefalia.

¿Cuántos accionistas tiene el Deportivo?

Tras el cierre de la ampliación de capital el 19 de mayo del 2017, el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D. cuenta con 25.333 accionistas, 2.479 más que los que tenía antes de un proceso en el que participaron 3.439 propietarios que ya poseían acciones del Deportivo. Por ello, el capital social quedó fijado en 10.292.425,50 euros.

¿Quién decide, realmente?

Aunque el número de accionistas supera los veinticinco mil, no todos tienen el mismo poder de decisión a la hora de votar quién será el nuevo presidente, si es que hubiera más de un candidato. El valor del voto de cada accionista depende del número de títulos que tenga y en ese sentido hay una docena de empresas y familias que, a la postre, son las que controlan las decisiones importantes del club, desde hace décadas.