El Fabril desciende a Tercera. ¿Por qué fracasó el proyecto?

Derrota contra el filial del Atlético que manda al filial a tercera


El Fabril ha consumado este domingo su descenso a Tercera división tras caer derrotado en Abegondo por 0-2 ante el Atlético de Madrid B. La pérdida de categoría del filial herculino también manda a preferente al Laracha, también filial de la entidad presidida por Tino Fernández. 

El Fabril ya es matemáticamente equipo de Tercera División. Y eso que el calendario todavía señala mediados de abril y aún faltan cinco partidos por jugarse. Veinte puntos en 33 partidos son una cifra ridícula para un equipo que precisamente no pasa por ser uno de los presupuestos más humildes de la categoría de bronce. Un fracaso con mayúsculas, que se forjó en el mes de junio y que tuvo continuidad con una gran cantidad de bandazos a la hora de tomar decisiones. Padres de tal ridículo hay muchos. Ya solo queda tiempo para analizar las claves que llevaron al Fabril de pasar del memorable subcampeonato de Liga de Segunda B al destacado farolillo rojo de la tabla, en tan solo un año. Al menos, para que nunca más se repita.

Mal nacimiento

La consigna autóctona que lo cambió todo. Al finalizar la temporada, los responsables del filial tenían clara una idea de cómo querían que fuera el Fabril. Buscaron entrenadores de un perfil determinado, del estilo de Cristóbal Parralo, sin mirar el lugar de nacimiento que indicaba su DNI. Sin embargo, a la hora de la decisión final, desde la directiva se instó a que el técnico elegido debería ser gallego, eliminando las primeras opciones de los informes. Al final, a solo 3 semanas de comenzar los entrenamientos, se optó por un viejo conocido como Tito Ramallo, aunque quizás sin todo el convencimiento que mereciera la decisión.

Entrenadores

Cambios de rumbo sin seguir un criterio lógico. Tito Ramallo comenzó la temporada sin ninguna responsabilidad a la hora de fichar a los jugadores. En la novena jornada, tras un escaso guarismo de 4 puntos, fue relevado por un entrenador completamente diferente, esta vez ya sin directrices de arriba. Además, con voz y voto en los fichajes. Pellicer duraría otros 14 partidos, con una forma de juego completamente diferente a la de Ramallo, pero también sin suerte hasta su despido, con apenas 10 puntos sumados. El relevo fue Luisito, esta vez elegido por Carmelo del Pozo, y nuevamente con una forma diferente de ver el fútbol a las aportadas por Ramallo y Pellicer. 6 puntos en 10 partidos tampoco son para echar cohetes.

Plantilla

Tarde, mal y arrastro. Si se tardó en elegir al entrenador, más aún se hizo con la elección de la plantilla. Ramallo usó 41 jugadores diferentes en pretemporada, a la espera los anhelados refuerzos. Juanje y Joni Montiel, por ejemplo, llegaron el 31 de agosto, y debutaron en la tercera jornada. Tampoco fue muy lógico el mercado invernal, ya que se ficharon jugadores del gusto de Pellicer (destituido días después), que luego apenas contaron para Luisito.

Pero al margen de la tardanza, esta temporada también hubo muchos errores de elección y de captación de jugadores. Se permitió marchar a futbolistas con sentimiento de pertenencia como Queijeiro y se mantuvieron y ficharon a otros con edades similares, que apenas rindieron. Además, tampoco se acertó con el fichaje de jugadores, muchos rebotados de otros filiales, que apenas demostraron su valía en A Coruña.

Tampoco fue acertada la configuración de la plantilla a la hora de que fuera compensada. Al Fabril le faltó gol (y a pesar de ello se dejó salir en enero al portugués Pedro, héroe de la final del Europeo sub-19) y lo pagó con creces en muchos partidos.

Jugadores

Actitud innegable. A pesar de que dentro del vestuario hubo que llamar al orden a algún jugador, por no estar conforme con su rol dentro del club (público fue que Mujaid acabó bajando a jugar con el Juvenil varios meses), lo cierto es que el esfuerzo de todos fue innegable. En todos los partidos demostraron una buena actitud y predisposición a la lucha, pero faltó calidad y tranquilidad para salir de abajo cuando los resultados comenzaron a ser negativos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El Fabril desciende a Tercera. ¿Por qué fracasó el proyecto?