Un estilo y tres puntos en discusión para el Deportivo

Pedro Mosquera y Didier Moreno parten con ventaja para suplir a Bergantiños en el mediocentro defensivo del Dépor para el trascendental partido del sábado

Didier Moreno jugó de mediocentro defensivo contra el Almería y en la segunda parte de Oviedo
Didier Moreno jugó de mediocentro defensivo contra el Almería y en la segunda parte de Oviedo

Si hay una posición del centro del campo que marca el carácter de todo el Deportivo, esa es la del mediocentro elegido para el vértice por delante de la defensa, el que se posiciona delante de los centrales. Solo Bergantiños, capitán y mucho más de este equipo, trasciende a los debates, pero su ausencia en el importantísimo partido de este sábado (16.00 horas, LaLiga 123 TV) contra el Majadahonda abre la incógnita sobre quién lo suplirá y hasta sobre el tipo de futbolista que Natxo González debe elegir en ese puesto en este momento decisivo de la competición. La cercanía del final liguero incrementa la necesidad de triunfos (solo uno en los dos últimos meses) por parte de un Dépor obligado a remontar, al tiempo que dispara la trascendencia de los errores por el cada vez más escaso margen para rectificar.

Mosquera y Didier Moreno toman ventaja en la quiniela del entrenador, pero ambos presentan características muy distintas en su juego, y en los últimos tiempos el técnico no confía por igual en uno o el otro. El coruñés se convirtió en el gran damnificado de la derrota contra el Las Palmas. Titular entonces, no entró en la siguiente convocatoria contra el Almería, ni tampoco entre los 18 elegidos finales para Oviedo. Es curioso, porque el jugador coruñés fue sustituido en la recta final del partido, poco antes de que Aythami marcase.

Doce días después, el elegido resultó ser Didier Moreno, quien llevaba cuatro partidos sin un solo minuto. El último se remontaba a aquel contra el Nàstic en que el Dépor contaba únicamente con tres mediocentros y hasta Caballo había tenido que salir para refrescar la posición. Eso sí, Natxo González reconoció luego que se estaba equivocando con el colombiano, muy criticado por la grada, al que se empeñaba en situar como interior de ida y vuelta hasta que se dio cuenta de que era un centrocampista posicional.

El debate llega en una plantilla más configurada por mediocentros capaces de amoldarse a los interiores, que por interiores que encajan sin aristas en las exigencias del rombo, este recuperado para la recta final de la competición. Así, a Mosquera también se le ha visto pendiente del costado zurdo en Granada y Málaga, así como en casa contra el Alcorcón. En estas dos últimas ocasiones llegó a dejar en el banquillo a Vicente Gómez, indiscutible a la izquierda del rombo desde el inicio de temporada, pero que también estaba llamado a ocupar el eje del Deportivo en cuanto resolviese sus problemas físicos. Nunca hasta ahora ha jugado ahí.

Expósito se ganó el salto al primer equipo como mediocentro, pero el vasco no lo ha alineado ahí. Por eso, ahora que Bergantiños será baja, los planes con el exfabrilista no pasan por situarlo por delante de la defensa, sino por que recupere la brillantez con que se infiltraba entre líneas y sorprendía a los rivales. Con Vítor Silva aún solo para un rato y Krohn-Dehli en la enfermería desde febrero, el mediocentro para el sábado se convierte en toda una elección de estilo.

Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un estilo y tres puntos en discusión para el Deportivo