El triángulo del ascenso directo del Deportivo

La puesta a punto de Carlos Fernández, los goles de Quique y el regreso de Expósito, razones para creer en la remontada hacia la segunda plaza

Quique y Edu Expósito, junto a Carlos Fernández, lideran las expectativas del Deportivo
Quique y Edu Expósito, junto a Carlos Fernández, lideran las expectativas del Deportivo

El Deportivo encomienda su suerte final a un trío colmado de goles y fútbol. La inteligencia de Expósito, el talento de Carlos Fernández y los goles de Quique ofrecen la solución al éxito o al fracaso de una temporada ondulante para los coruñeses, quienes a punto de arrancar las diez jornadas finales encuentran razones para confiar en la remontada final. Con cuatro puntos de desventaja sobre la segunda posición (el liderato está en manos del Osasuna y solo él puede perderlo), ninguno de los contrincantes blanquiazules por ocupar la plaza libre del retorno a Primera disponen de un tridente tan decisivo.

Y eso que el Deportivo no ha podido gozarlo más que a cuentagotas: solo tres partidos casi completos, pero minutos dulces salpicados en otras siete jornadas retratan muchos de los mejores momentos de la temporada. Así se disfrutó durante la última media hora frente al Granada, o en la recta final contra el Málaga hasta la expulsión de Quique. También cosechó de su mano la victoria en Riazor frente al Reus, la inabordable solvencia en la visita del Oviedo, o la fortaleza contra el Osasuna. Sumando unos y otros períodos, fueron solo 443 minutos con Quique, Carlos Fernández y Expósito juntos en el césped, en los que el equipo blanquiazul nunca perdió (6 triunfos y 4 empates).

Resulta llamativa su decisiva capacidad en las áreas, donde las cifras lo dicen todo. Basta decir que con el trío mágico al frente de su fútbol, el Deportivo ha marcado 12 goles (7 con la firma de alguno de los tres y otros cinco de sus compañeros), mientras apenas ha encajado tres (uno del Granada, que no privó del triunfo final en Riazor; otro del Córdoba, que significó el empate en el último suspiro; y el chupinazo de Galarreta en Las Palmas). Entre los marcados hay cuatro del pichichi Quique y tres de Carlos.

Los dos que hasta ahora lleva Expósito llegaron en los tres últimos meses, con el sevillano lesionado. Nadie duda de que el exfabrilista, el mejor del tramo reciente de temporada y el jugador propiedad del club con más valor de mercado, volverá al once titular del Deportivo para el partido del sábado (16.00 horas, LaLiga 123 TV) en Riazor contra el Majadahonda, cuando, además, a Natxo González se le abre un hueco en la alineación que acaba de presentar. La baja de Bergantiños supondrá que Didier Moreno regrese al eje del equipo y que Expósito ocupe el interior diestro. Los demás volverían a ser los mismos de Oviedo. Otra posibilidad sería que a Mosquera se le volviese a abrir la puerta de la titularidad, por lo que entonces quizá Pedro o el propio Didier dejen su sitio en beneficio del catalán.

Claro que la consolidación de Quique, Carlos Fernández y Expósito como referencias del fútbol deportivista no invalida las aportaciones de otros jugadores llamados a un protagonismo trascendental en el devenir del Dépor, como Cartabia (hasta ahora seis asistencias y dos tantos) o Valle (tres pases de gol y cinco dianas). Solo los rendimientos del póker del Osasuna (Villar, Torres, Rubén García y Barja) o el del Granada (Puertas, Montoro, Vico y Vadillo) son comparables al de los jugadores más trascendentales del Dépor: los tres llamados a liderar la remontada y los dos que han demostrado llevar en su ADN ser decisivos.

Más información

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El triángulo del ascenso directo del Deportivo