Las peores horas del Deportivo

La falta de triunfos como local y de goles, las bajas o el escaso bagaje a balón parado destacan entre las claves de la crisis que atenaza al equipo coruñés

El Deportivo ha sumado un solo triunfo en Riazor durante los tres últimos meses
El Deportivo ha sumado un solo triunfo en Riazor durante los tres últimos meses

El empate frente al Almería y sobre todo cómo sucedió devuelve al deportivismo la imagen de un equipo de Natxo González instalado en una crisis que le está obligando a replantearse todo.

Los errores en Riazor

Los partidos de casa se están convirtiendo en una losa demasiado pesada para el Dépor, que acaba de cumplir tres meses con una única victoria como local. Es cierto también que solo ha perdido una vez ante su público, pero el cuento de la lechera de tres jornadas seguidas en casa acabó con apenas dos puntos sumados.

Tres meses sin Carlos

Su lesión ha supuesto un punto de inflexión en el ataque deportivista. Del torrente de ocasiones con el delantero en el campo se ha pasado a la sequía y la falta de lucidez actual. El cedido por el Sevilla no solo generaba por sí mismo, sino que su presencia mejoraba a sus compañeros, los asociaba al juego y hasta los liberaba mentalmente.

El liderazgo de DaniGiménez

La sobriedad defensiva se ha destacado como el único pilar al que el Deportivo se agarra en plena crisis. Su gran protagonista es el portero Dani Giménez, capaz de salvar nada menos que doce puntos a lo largo de la temporada y otro más anteayer, cuando desbarató cuatro claras ocasiones frente al Almería.

El desierto de la estrategia

 El balón parado no ha sacado de ningún aprieto al equipo coruñés. Últimamente solo lo hizo Cartabia de falta directa contra el Albacete, y también Bergantiños, al saque de córner en Gijón, pero el Dépor no ha sacado provecho alguno de los últimos 48 saques de esquina.

La falta de gol

Desde el arranque del 2019 el Dépor ha marcado ocho goles, menos de la mitad de los logrados por el Osasuna (17) hasta el arranque de esta jornada. Quique, con tres, se ha destacado como el único que ha repetido.

Bajas por lesiones y tarjetas

Las ausencias en entrenamientos y partidos se han convertido en otra dificultad añadida. En plena crisis se ha pasado por la enfermería buena parte del mediocampo. Las últimas sanciones a Nahuel y Expósito tampoco han aliviado la sensación de que el equipo está cosido por alfileres.

Los tirones de los líderes

 La extraordinaria racha del Osasuna y la regularidad del Granada les han permitido abrir brecha en las dos primeras plazas de la tabla y han echado sal en la herida de este Dépor.

Más información

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las peores horas del Deportivo