Ocho candidatos a los que apartar

La mala racha del Dépor ha disparado la distancia con el liderato y recortado el margen con los aspirantes a la promoción de cara a un duro final de curso


A Coruña

A siete puntos del ascenso directo, con 39 en el aire para el esprint final. El Dépor necesita espabilar enseguida, porque los rivales por tres plazas en Primera han exhibido ya su potencial.

Osasuna (57 puntos)

Líder a golpe de triunfo. Roberto Torres es uno de esos escasos futbolistas de un solo club. Del Osasuna Promesas al primer equipo para iniciar una carrera como rojillo que prosigue a los 30, convertido en referente del conjunto de Jagoba Arrasate. El centrocampista es el máximo goleador del líder, junto al reconvertido Juan Villar (diez dianas por cabeza), y sostiene el ataque pamplonés en compañía de un formidable Rubén García. Torres lleva diez tantos, a solo dos de su récord de la campaña 2015-2016, cuando los del Sadar ascendieron por la vía de la promoción. Esta vez, el reto reside en eludir el play-off, algo que parecía imposible a la altura de la jornada 11, cuando marchaban a doce puntos del liderato que ahora ocupan. La culpa es de una racha de dieciocho encuentros que incluyen catorce triunfos. El último, con remontada en La Rosaleda. La base del equipo ha permanecido inalterable salvo ligeros retoques como la incorporación de Róber Ibáñez en el mercado invernal.

Granada (56 puntos)

El muro como arma. El Granada pareció atravesar un bache cuando perdió de forma consecutiva ante el Osasuna y el Dépor, pero se ha sobrepuesto al revés con cuatro victorias seguidas (Reus incluido) en las que ha vuelto a exhibir su pragmatismo y su solidez. Es muy complicado hacerle gol a los del gallego Diego Martínez. Rui Silva solo ha encajado más de un tanto en cuatro citas de este curso y ni siquiera la baja de Víctor Díaz en el carril izquierdo ha afectado a la zaga. Una segunda línea ofensiva versátil y desequilibrante, reforzada con la llegada de Ojeda, disimula la escasa producción de los puntas.

Albacete (50 puntos)

La peor racha en la parte alta. En la jornada 25 el Albacete ocupaba intratable la parte más alta de la clasificación. Solo había caído en tres duelos. El que menos de la categoría junto al Dépor. A partir de entonces, ha sumado cuatro partidos sin ganar, coincidiendo con un tramo de tres citas a domicilio y con la sequía de Bela y Zozulya. Es uno de los conjuntos que más se reforzó en enero y tanto Dani Torres como Herrera se han abierto ya hueco en el once de Ramis.

Málaga (50 puntos)

Exprimir cada gol. Seis victorias por 1-0, cuatro empates sin goles. El Málaga le saca punta a cada diana y con un saldo a favor de +9 (el del Dépor es de +17) se mantiene en la cuarta plaza pese a haber logrado una única victoria en sus últimos siete encuentros. Gustavo Blanco no ve puerta desde la jornada 11, así que el escaso caudal ofensivo de los andaluces, aferrados a su condición de equipo rocoso, cristaliza en Adrián. Muñiz arrancó el curso jugando con doble punta para después retocar un sistema al que podría volver. De momento, el ariete argentino mezcla regular con el recién llegado Seleznyov. Mejor le ha sentado a los de La Rosaleda la incorporación de Iván Alejo para reforzar el juego por banda.

Cádiz (47 puntos)

El impacto de Machís. El mejor jugador de febrero en Segunda fue Darwin Machís. Tres goles en su primer mes al servicio del Cádiz para colocar al conjunto amarillo en promoción. El delantero venezolano, que será baja la próxima semana, ha sido uno de los fichajes más llamativos del reciente mercado de invierno, apuntalando el frente de ataque del segundo equipo más anotador de la categoría, empatado con el Osasuna y a un gol del Dépor. La reciente derrota de los andaluces en el Martínez Valero rompió una racha de cuatro victorias que los había impulsado en la clasificación.

Mallorca (45 puntos)

El fortín de Son Moix. Otro de los hombres gol con impacto inmediato ha sido Ante Budimir. El croata lleva tres dianas y su llegada a Mallorca ha pesado en la proximidad de los baleares a la zona de promoción, apoyados en un extraordinario rendimiento en casa (tras el Osasuna, es el mejor equipo como local).

Oviedo (44 puntos)

Frenazo al acelerón. Entre la jornada 20 y la 26, el Oviedo se convirtió en el equipo de moda con seis triunfos que le permitieron soñar con engancharse a la pelea por el ascenso. La fragilidad defensiva de los de Anquela (32 tantos en contra) es la gran losa del conjunto azulón, lastrado además por las lesiones.

Almería (43 puntos)

La fe del próximo rival. El Dépor le saca cinco puntos a su próximo rival en Riazor. El Almería de Juan Carlos paga el mal inicio de competición (un empate y tres derrotas para empezar).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Ocho candidatos a los que apartar