Cuando más se esperaba del Dépor, va Mel y se llevó los tres puntos de un Riazor que no dejó de animar a un equipo sin alma ni ideas. El 2019 ha destapado a un equipo coruñés que anoche mostró su peor cara, la de un bloque seco, obstuso y sin más claridad que las acciones a balón parado y las carreras de Nahuel. Después de tres empates consecutivos en casa, los blanquiazules sufrieron la primera derrota de la temporada en su estadio y abren su primera crisis justo cuando se avecinan quince días sin fútbol en A Coruña, pero mucho tiempo para la reflexión en un equipo que parece en franca regresión.

La primera parte se dividió en dos. A la salida fulgurante del Las Palmas se repuso un Dépor basado en el dominio y la calma para elaborar, pero con muy poca mordiente en ataque. Los coruñeses supieron capear el temporal de un rival que se pasó los diez primeros minutos lanzado contra la portería de Marathón. Sin muchas ocasiones, las más claras dos remates de Araújo en el área, la amenaza visitante decreció con el paso de los minutos y la media hora de juego ya no había ni rastro de ella.

El Deportivo, que disfrutó de su ocasión más clara a los ocho minutos, cuando Pedro botó una falta teledirigida a la cabeza de Duarte, quien remató a bocajarro, pero al centro de la portería y Raúl salvó. La ocasión resultó calcada al primer gol de la victoria de diciembre sobre el Zaragoza, también con los mismos protagonistas. En el rechace, hubo un posible penalti sobre Nahuel, arrollado por detrás, no pitado por el árbitro, pero muy protestado por los jugadores en el campo. Solo fue el primer desencuentro entre los locales y el colegiado.

El equipo coruñés superó muchos problemas para hacerse con el control del partido y salir con el balón jugado. Por un lado, la permisividad del árbitro, que dejó al Las Palmas rascar los tobillos blanquiazules sin rubor (cinco faltas señaladas sobre Vicente Gómez en los primeros 34 minutos, sin que ninguno de sus infractores fuese amonestado) y por otro, el exceso de conducción de un Dépor que no metió la quinta marcha en su juego en toda la primera parte. Solo Nahuel apretó el acelerador, pero sin encontrar claridad en el remate ni conectar con un Quique prácticamente desaparecido.

La segunda parte conoció a Deportivo apocado frente a un Las Palmas a la expectativa y cada vez más crecido ante la ineficacia local, incapaz de hacerle siquiera cosquillas en ataque. Una única ocasión se puede reseñar todo este período. Tras una buena jugada de Nahuel por la izquierda, quien en una de sus escasas apariciones tras el descanso logró dejar atrás a un pegajoso Lemos, sirvió atrás a Vicente Gómez, pero el disparo del canario deportivista salió rechazado a córner. Hasta el 0-1, la ocasión más clara también correspondió a los visitantes. Una pérdida del Dépor derivó en un buen centro de la antaño pareja de moda del Las Palmas en A Coruña: Momo sirvió a Rubén Castro, pero el goleador, solo y sin que nadie le molestase, cabeceó alto. También Lemos probó fortuna poco después, pero Dani Giménez detuvo el disparo colocado del coruñés.

La aparición de Maikel Mesa en el equipo de Mel y la de Santos para los de Natxo convirtió el choque en un idea y vuelta, una ruleta rusa de área a área en la que el primero en salir perjudicado fue el Dépor. La expulsión de Expósito por una entrada por detrás precisamente a Mesa volcó a los visitantes sobre la meta de Giménez, con un mediocampo blanquiazul en el que únicamente quedaba un centrocampista, Vicente Gómez.

Con el equipo roto, Aythami cazó un rechace en la frontal para disparar ajustado y que el balón golpease en el poste antes de besar la red. Ni la derrota en ciernes ni la presencia de todo el arsenal de ataque en el césped significó un acoso y derribo a un rival que no recibió un solo disparo en estos últimos minutos. El Dépor afronta la crisis que nunca deseó sufrir.

Ficha técnica:

0 - RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos, Marí, Caballo; Mosquera (Christian Santos, min.81), Vicente Gómez; Pedro Sánchez (Borja Valle, min.74), Edu Expósito, Matías Nahuel (Fede Cartabia, min.68); y Quique González.

1 - UD Las Palmas: Raúl; Lemos, Aythami, David, De la Bella; Blum (Eric Curbelo, min.57), Galarreta, Timor, Momo (Fidel, min.76); Araujo (Maikel Mesa, min.70) y Rubén Castro.

Gol: 0-1, min.86: Aythami.

Árbitro: De la Fuente Ramos, del comité castellano-leonés. Expulsó al jugador del Deportivo Edu Expósito (min.83). Amonestó a Pablo Marí (min.23), Pedro Sánchez (min.55) y Caballo (min.80), del conjunto gallego; y a Ruiz de Galarreta (min.75), Eric Curbelo (min.82) y a Fidel (min.89), de Las Palmas.

Incidencias: Partido de la vigésima novena jornada de Segunda División disputado en el Estadio Abanca-Riazor ante 16.244 aficionados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El Deportivo se instala en la crisis