Nahuel cumplirá en Málaga su segundo partido de sanción con el Deportivo

El TAD no llegó a tratar el escrito contra el castigo al no recibir el informe de la federación española, que aún no agotó el plazo


Matías Nahuel Leiva no jugará en Málaga. El extremo del Deportivo tendrá que cumplir el segundo partido de sanción como consecuencia de su poémica expulsión en Granada. El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) no llegó a tratar este viernes el caso al no disponer de la documentación necesaria. 

Nahuel fue expulsado en Granada por «golpear a un adversario a la altura del cuello no estando el balón en juego», según redactó el árbitro madrileño Pizarro Gómez. Una decisión muy protestada desde el Deportivo, pues el futbolista no hizo más que quitarse de encima a un rival. Después de conocer la resolución de competición, que le impedía jugar tanto ante el Nàstic como frente al Málaga, el club coruñés pidió al TAD la suspensión cautelar del castigo. Pero le fue denegada

Fue el pasado viernes, 15 de febrero, ante esa primera negativa, cuando el Deportivo presentó un nuevo escrito al TAD pidiendo la anulación de la sanción misma. El pasado lunes, día 18, el tribunal dio traslado del expediente a la Federación Española de Fútbol (RFEF), que disponía de diez días para enviar sus alegaciones. Este viernes, a las 12.30, ese escrito no se había recibido en el TAD, por lo que el tema no fue tratado siquiera en la reunión de hoy

De esta forma, ya carece de sentido que el TAD se pronuncie, pues la resolución sobre la sanción de dos partidos llegaría después de que el castigo se cumpliese en su totalidad. La RFEF todavía tiene días para enviar su escrito, y después, en teoría, el Deportivo tendría derecho de audiencia y podría realizar alegaciones a ese texto. Sería después, probablemente el próximo viernes, cuando el TAD podría emitir una resolución sobre la anulación de una sanción ya cumplida. Un fallo sin efecto práctico alguno. 

Ante esta situación, el Deportivo podría desistir de continuar con su recurso.

El Comité de Apelación había desestimado el recurso del Deportivo presentado tras la resolución del Comité de Competición de sancionar con dos partidos de suspensión a Nahuel Leiva. El jugador había sido castigado por infracción del artículo 123.2 del Código Disciplinario, es decir, por «producirse de manera violenta siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas» estando «al margen del juego o con el juego detenido».

La ley del Comité y la ley de Natxo González

Pedro Barreiros

La sanción impuesta por Competición a Nahuel indigna especialmente, porque deja claro que hay distintas varas de medir en un órgano que debería impartir justicia. Serán la importancia del jugador, el pedigrí del club o el café que aquella mañana se ha tomado el juez, pero el comité que había castigado con un único partido sin jugar al malaguista N’Diaye por amenazar con un sonoro «te voy a matar» al exdeportivista Xisco, ahora en el Osasuna, no puede ser el mismo que el que había suspendido con cuatro a Borja Valle por aquel «eres un sinvergüenza de mierda» que le había espetado a Ais Reig en Córdoba, o el que acaba de sancionar con dos a Nahuel «por golpear a un adversario a la altura del cuello no estando el balón en juego», cuando las imágenes reflejan que empujó a Víctor Díaz en el pecho y este se echó las manos a la cara. Que fue una pantomima, vamos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nahuel cumplirá en Málaga su segundo partido de sanción con el Deportivo