El Dépor agita el talismán de Natxo

Vítor Silva, un medio portugués de 35 años en paro y con una tendinitis crónica en la rodilla, se reencuentra con el técnico y se entrena a prueba tras la plaga de lesiones en el mediocampo


La incógnita sobre el alcance de la lesión de Krohn-Dehli y las ausencias acumuladas de Vicente Gómez, Pedro Mosquera y hasta de otro jugón como Carlos Fernández han llevado al Deportivo a recurrir a la agenda de Natxo González en busca del fútbol perdido. Como había ocurrido la temporada pasada con Muntari, el club ha incorporado a prueba al centrocampista portugués Vítor Silva, de 35 años recién cumplidos, 1,69 metros de estatura, que actualmente se encontraba en paro y había sido uno de los artífices del ascenso del Reus a Segunda con el técnico deportivista en aquel banquillo.

El examen a este jugador comenzó en el entrenamiento de ayer por la mañana y podría concluir antes del fin de semana, pues el Dépor visita al Málaga el domingo (18.00, Partidazo) en un duelo más que relevante entre rivales directos por el ascenso, o quizá prolongarse hasta la semana que viene, cuando como muy tarde deberían conocerse los plazos de recuperación de Krohn-Dehli. Si Vítor Silva convence a todos, se quedará y se convertirá en el dorsal 25 de la plantilla. Pero si la vuelta del internacional danés a los terrenos de juego se prolongase más allá de cinco meses, el Deportivo pedirá autorización a la Liga para darle de baja federativa y fichar a otro jugador. A la conclusión del mercado de invierno, Carmelo del Pozo había reconocido que había buscado hasta el último momento reforzar al Deportivo con un centrocampista llegador.

Las dudas acerca del veterano futbolista luso a prueba apuntan a su estado físico. Afectado de una tendinitis crónica en la rodilla que le lleva a jugar con dolor muchos partidos, no compite desde la temporada pasada, pues era uno de los jugadores que la Liga impidió inscribir al Reus al inicio de este campeonato. Héroe del ascenso del club a la élite, sí que se ha entrenado con sus antiguos compañeros hasta finales del pasado mes de diciembre, cuando la situación del equipo catalán se tornó insostenible.

«Un futbolista top»

Ahora llega al Deportivo de la mano de su agente, Jorge Mendes. Exjugador del Sporting de Portugal, con el que llegó a participar en la Champions, y del Paços de Ferreira, donde coincidió con el exdeportivista Luisinho, los que han compartido vestuario con él hablan de un mediocampista de gran calidad y visión de juego. «Es un futbolista top», en palabras de Isaac Cuenca, otro de los afectados por aquella controvertida medida de la patronal de los clubes con el Reus y que fue compañero de Silva hasta hace solo unas semanas.

Con 36 apariciones en Segunda en las dos últimas campañas, su último partido de competición data del pasado 2 de junio, cuando el Alcorcón doblegó por 3-0 a un Reus que ya no se jugaba nada. Vítor fue alineado en aquellos siete choques finales, seis como titular, y en dos jugó los noventa minutos. En estos últimos ocho meses únicamente participó en un amistoso, la cuarta ronda de la Copa Catalunya el 7 de noviembre, cuando su exequipo cayó por 1-0 frente al Espanyol B.

En A Coruña, el centrocampista se encontrará con una afición que despidió a su equipo con silbidos y aplausos tras el empate del sábado, y con un equipo que acaba de padecer contra el colista evidentes problemas para generar fútbol de ataque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

El Dépor agita el talismán de Natxo