Natxo González: «No encuentro un calificativo para describir lo que siento sobre Nahuel»

La Voz A CORUÑA

TORRE DE MARATHÓN

MARCOS MIGUEZ

«Preocupado sigo estando. Triste, no, pero preocupado», admite el entrenador del Deprotivo, que citó a los fabrilistas Montiel y Segado para recibir al Nàstic

15 feb 2019 . Actualizado a las 14:27 h.

El transcurso de la semana no ha servido para que Natxo González se desprendiera del agobio propio de la multitud de problemas que está teniendo el Deportivo en forma de lesión y sanción. “Preocupado sigo estando. Triste, no, pero preocupado”, admitió el técnico en su rueda de prensa previa al encuentro frente al Nástic. En el lado medio lleno de la botella, apuntó a que “hemos conseguido recuperar a Pedro para que eche una manillo si fuera necesario”. No podrá ser mucho más que eso, porque el futbolista de Aspe apenas ha completado dos entrenamientos y, según reconoció el míster “si todo hubiera sido normal, no habría entrado en convocatoria. Él está bien, lógicamente, y si lo necesitamos un cuarto de hora o 25 minutos sabemos lo que nos va a dar”.

A los problemas físicos se suma la sanción de dos partidos a Nahuel, confirmada por Apelación y sobre la que también habló Natxo: “Estoy intentando encontrar un calificativo que describa lo que siento sin herir la sensibilidad de nadie y no lo he encontrado. Me da mucha rabia”.

El cúmulo de infortunios podría llevar al club a plantearse la contratación de algún futbolista en paro, algo en lo que el entrenador blanquiazul no parece muy interesado. “Hay que ver alcance de lesiones y plazos de recuperación. Nada es descartable, pero ahora mismo no se contempla nada de eso”, sostuvo antes de repasar la situación de alguno de los jugadores de baja. En el caso de Krohn-Dehli, el más incierto, no quiso entrar, pero sí aludió al de Vicente, de quien destacó que “está mejor. Lo importante es que se ha descartado una rotura por estrés”. Acerca de Mosquera no quiso dar plazos de recuperación, pero deslizó la posibilidad de que pueda estar recuperado para el choque ante el Málaga.

En esa parcela central del campo podría actuar mañana Didier Moreno, quien recibió la desaprobación de parte de la grada en el último encuentro de Riazor. A Natxo no le hacen gracia estas críticas al jugador. “Sinceramente sí que me preocupa un poco. Solo deseo que le salga ese partido que le guste a todo el mundo y sé que no es fácil porque al final son jugadores a los que se mira con lupa, pero él es fuerte”, resaltó.

El colombiano se hará hueco en el once gracias a unas ausencias que han provocado la convocatoria de dos jugadores del Fabril a los que el míster quiso descargar de responsabilidad: “No podemos pedir que los chicos nos cambien el partido. Quizá Montiel sea de ese tipo de jugadores que te pueda generar ese desequilibrio. En la zona de creación no tenemos más, es difícil”.

En cualquier caso, las múltiples bajas permitirán también que entren en juego futbolistas que llevan tiempo esperando una oportunidad, como sucede con el sustituto del sancionado Duarte en el centro de la defensa. “Todos nos necesitamos y nos vamos a necesitar. Hay que dar respuesta a sanciones y lesiones y eso va a hacer que estemos más arriba o más abajo. Me alegro por Somma, que mañana tendrá su oportunidad y es impresionante cómo está trabajando”, manifestó el técnico.

Si la falta de recursos le preocupa, no lo hace tanto una posible relajación producto de la visita del colista. “Es la lectura que se hace siempre. Somos mayorcitos y tenemos experiencia. Es un equipo más de la categoría. Nosotros nos jugamos mucho y ellos se juegan muchísimo. El Nástic ha hecho milagros en la segunda vuelta para mantener la categoría. Si no estamos a nuestro mejor nivel no ganaremos el partido”, advirtió.

La ocasión pinta bien para retomar el buen nivel en Riazor tras el doble éxito a domicilio, ya que como recordó Natxo, “siempre hay algo. Ahora que ganamos fuera estamos teniendo más problemas en casa. No distingo entre equipos mejores y peores. Todos son muy respetables. Tenemos que salir muy concentrados, que no nos pase lo del Tenerife”. Y es que, en su opinión, “si conseguimos todos los puntos de casa, andaríamos ahí ahí ya”. Por eso trasladó este mensaje a la hinchada: “Hay que pedir que nos echen una mano sobre todo cuando las cosas no estén bien. Cuanto más generalizado sea el apoyo, mejor, porque lo vamos a necesitar”.