Luisito, nuevo entrenador del Fabril

El ex del Pontevedra y Racing de Ferrol toma las riendas del equipo para lo que queda de temporada


José Luis Míguez 'Luisito', técnico de contrastada experiencia en la Segunda división B del fútbol gallego, es el nombre elegido por el nuevo organigrama del Fabril para tratar de reflotar una nave hundida en el pozo más oscuro de la clasificación.

El exentrenador del Ciudad de Santiago, Racing de Ferrol o el Pontevedra aplicará su método para tratar de, como Carmelo del Pozo declaró en la rueda de prensa de este lunes, tratar de hacer competir al filial «hasta el final».

Será el tercer entrenador esta temporada para el Fabril después de los malos resultados obtenidos por Tito Ramallo y Sergio Pellicer, este último, destituido después de que el club anunciase que la Dirección Deportiva se hace cargo de la organización del filial, hasta ahora en manos de Dirección de Fútbol Formativo del club.

Carácter, familia y play offs

José Luis Míguez Iglesias (Teo, 1966), jugaba (antes) como entrena (ahora), puro nervio. Técnico de carácter, Luisito afronta en el Fabril su primera experiencia en un filial, después de dirigir al Ciudad de Santiago, al Racing de Ferrol, al Ourense y al Pontevedra. Desde diciembre del 2017, cuando terminó su etapa en Pasarón, se dedicaba a ver fútbol, cuidar a su madre y a su trabajo en el Concello de Teo. Su amplio conocimiento de la Segunda B y la Tercera, jugó un papel clave para que se haga cargo del segundo equipo del Deportivo. Un vestuario donde en las últimas semanas no solo faltaron los resultados, sino también la sintonía, como dejaron entrever algunos jugadores. «La fabrilia es algo del pasado», reconoció ya en noviembre a La Voz Uxío, el futbolista con más poso del vestuario, para referirse a que la fraternal unión de los jugadores de la temporada pasada era historia.

Compostela, Arousa, Leganés, Palencia, Cacereño, Tomelloso, Gimnástica de Torrelavega, Ávila, Cultural Leonesa, Arousa, Verín, Negreira, Estradense y Ciudad de Santiago. No faltaron camisetas en la trayectoria de Luisito, que al retirarse en el 2005 hizo suyos los viejos cógidos del fútbol, a los que se refiere en sus características ruedas de prensa. Tribunero para unos, directo para otros, su carácter le granjeó en Pasarón hasta un club de fans. De puertas adentro, siempre con Roberto Valdés como su principal colaborador y preparador físico, es un obseso del rendimiento, pesa a sus jugadores prácticamente a diario y multa por los injustificados excesos de kilos.

Subió a Segunda B con el Ciudad de Santiago (desde Preferente), el Ourense y el Pontevedra, y se quedó a las puertas con el Racing. En Pasarón llegó a jugar el play off para subir al fútbol profesional. Y no ha dirigido nunca fuera para seguir atendiendo a su madre, que lo crio en una familia de diez hermanos.

En O Couto, en una época marcada por los impagos, dirigió al deportivista Borja Valle, al que considera como un hijo. 

«Fui un futbolista complicado»

Aleixandre Méndez

El técnico de Teo sueña con lograr en el banquillo el éxito que se le resistió como jugador

Su melena rizada es inconfundible dentro del fútbol gallego. Y ahora tras lograr clasificarse para la fase de ascenso a Segunda División con el Pontevedra, aspira a que lo sea también en el fútbol profesional.

-¿Cuándo se encontraron el fútbol y Luisito?

-Pues tengo 50, así que hace 38. Dos de mis hermanos, que desgraciadamente ya han fallecido, jugaban al fútbol, uno de portero que llegó a jugar en Preferente y otro de delantero. Pero más allá de eso, no tenía ningún antecedente familiar.

-¿Y cómo era como jugador?

-Hubo varias etapas. Está mal que lo diga yo, pero en edad juvenil destacaba una barbaridad. Recuerdo que cuando debuté con el Compostela de Luis Astorga siendo juvenil, llevaba más de 40 goles en 20 partidos. Y también que, estando ya en Segunda B, volví a jugar con los juveniles en Copa Galicia ante el Ribeira y ganamos 6-0 con seis goles míos en la primera parte. La que hoy es mi mujer estaba en el partido, y muchas veces se lo cuento a mi hijo. Pero lo que peor llevo es que se relacione al Luisito jugador con el Luisito entrenador, son dos personas totalmente distintas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Luisito, nuevo entrenador del Fabril