Vista para sentencia la impugnación de Miguel Otero sobre la junta de accionistas del Deportivo

Pide a la jueza que anule los acuerdos del consejo de administración del 29 de mayo y 4 de junio del año pasado y que derivaron en la reelección de Tino Fernández como presidente


La jueza del Mercantil número 2 de A Coruña deberá pronunciarse durante las próximas fechas sobre la impugnación promovida por Miguel Otero contra los acuerdos del consejo de administración del Deportivo del 29 de mayo y del 4 de junio del año pasado, en los que rechazó su solicitud de convocatoria de junta en primer lugar para, posteriormente, realizarla motu proprio.

El expresidente de la federación de peñas del Deportivo y exconsejero del Lugo considera que la entidad que preside Tino Fernández (tuvo que declarar al igual que el secretario del club, Enrique Calvete) vulneró el derecho de un grupo de accionistas (asegura que representan más del 5 % del capital social) que había solicitado en mayo una junta extraordinaria para votar el cese del actual consejo y el nombramiento de uno nuevo, puesto al que aspiraba Miguel Otero.

Admite el abogado del accionista blanquiazul que el club estaba obligado a subsanar el defecto de forma detectado en la petición (el orden del día no se ajustaba a Ley) puesto que no es obligatorio establecer un orden del día en la solicitud, sino simplemente los asuntos a tratar, algo que quedaba perfectamente claro en la convocatoria. Por este motivo, subraya que tendría que haber validado la petición previa aceptación de las delegaciones enviadas.

También impugna Otero la obligatoriedad de utilizar el documento de delegación de acciones enviado por el club coruñés, con marca de agua, un requisito que entiende tendría que haber sido sometido a la junta de accionistas.

Por su parte, el Deportivo sostiene que el orden del día era incorrecto, al incluir solo el cese del consejo de administración, retrasando hasta una junta posterior la elección del nuevo, lo que dejaría al club en un estado de descabezamiento en un momento decisivo para la confección de la plantilla tras el descenso. Por este motivo, Tino Fernández explicó que tras leer el informe de la asesoría jurídica, liberó al abogado de la tarea de comprobar la delegación de acciones debido a que daba igual que reunieran el cinco por ciento del capital (mínimo legal para pedir la convocatoria de junta), dado que no se convocaría la citada junta. Además, entiende el club que la impugnación de Otero no debe prosperar, porque a las pocas semanas fue el propio Deportivo el que convocó la junta pedida por el grupo de accionistas, lo que anularía el acuerdo de rechazar la propuesta del grupo de accionistas.

Sobre la obligatoriedad del uso del documento de delegación remitido por la entidad a sus socios, la asesoría jurídica argumenta que fue a petición suya tras detectar una brecha de seguridad y que esto no constituye un cambio de sistema, sino la implantación de una medida de seguridad necesaria.

De prosperar la impugnación de Otero, el club podría verse obligado a repetir la junta del pasado verano en la que fue nombrado el actual consejo de administración.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Vista para sentencia la impugnación de Miguel Otero sobre la junta de accionistas del Deportivo