Natxo González: «Estoy convencido del ascenso»

«Los delanteros han estado a un nivel de forma increíble y ahora no lo están tanto, pero es normal»

En las últimas semanas, a Natxo González (Vitoria, 1966) le cuesta más dormir. Aunque intenta no llevarse el trabajo a casa, al entrenador del Dépor le resulta inevitable darle vueltas al fútbol, ahora con una victoria en las seis últimas jornadas, aunque con el equipo cuarto de Segunda, a tres puntos de los puestos de ascenso directo. Se apoya en su cuerpo técnico, «aunque siempre hay una realidad, que es la soledad del entrenador», razona.

Entrevista con Natxo González La charla íntegra entre el entrenador del Deportivo y La Voz de Galicia

-¿Cuál es su diagnóstico del bajón del equipo?

-En él estamos. Somos conscientes de la situación, la más incómoda de la temporada. Ahora lo más importante es el porqué y tratar de poner soluciones. Es una labor conjunta, que los jugadores se expresen y entre todos saquemos el mejor diagnóstico. Prefiero compartirlo con la plantilla, a ver si estamos de acuerdo.

-¿Y qué le dice la plantilla?

-Nosotros no estamos tan mal a nivel emocional. Lo vivimos dentro de la normalidad. En estas ligas tan largas, llega un bache, y estamos en ese momento. Pero lo entendemos y tenemos responsables para analizarlo, nada más.

Natxo González analiza la crisis de resultados Entrevista del entrenador del Deportivo con La Voz de Galicia

-El bache es de resultados y de juego, porque les cuesta generarlo.

-Sí, pero es un análisis muy frío. ¿Por qué no estamos generando ocasiones? Tenemos parte de esa culpa, pero también tenemos rivales enfrente que en los tres últimos partidos se han replegado en su mediocampo: el Cádiz ayudado porque se puso por delante rápido, y el Lugo y el Mallorca con un repliegue muy intensivo. Han sido los partidos donde más posesión hemos tenido, en números hemos sido mejores, en posesión, en tiros a puerta...

-Pero de esa posesión mucha fue en campo propio.

-Si el rival está en su campo, es normal que tengas el balón en campo propio. Es difícil generar ocasiones a un equipo tan replegado. Claro que hay responsabilidad nuestra, por supuesto, y hay que trabajar para buscar soluciones, pero también hay una parte de un rival que recurre a ese repliegue incluso como local.

-¿Los conocen mejor los rivales? ¿Son más previsibles para ellos?

-Evidentemente, llevamos 21 jornadas, nos conocemos todos.

-¿Y eso no obliga a cambiar?

-Por supuesto, tenemos que buscar sorprenderles de alguna forma para salir de este bache. La idea no va a cambiar, otra cosa es la forma de llevar a cabo esa idea. Pero tenemos el tipo de jugador que tenemos, no vamos a recurrir a otro tipo de fútbol. Hay que ser objetivos y tener calma. No pienso que ahora todo sea un desastre. Podemos analizar tres semanas, toda la primera vuelta... pero lo veo natural, no me alarmo.

-La diferencia entre ser segundo y ser tercero es abismal.

-Por supuesto.

-¿Le han entrado las dudas por el ascenso o está convencido?

-No, estoy convencido. Por llevar tres jornadas sin gol, ¿cómo voy a dejar de confiar en este grupo? Por Dios. Lo que tengo que transmitirles es que estemos tranquilos, dentro de la inquietud. Hace dos meses íbamos a ascender en marzo, y ahora no vamos a ascender. No podemos vivir esos extremos.

-La principal razón que ha dado de la crisis es la falta de puntería...

-Y generar más ocasiones, por supuesto. Cuando estás falto de puntería, lógicamente necesitas más ocasiones para marcar.

-Ya no señala solo a los delanteros, es también el mediocampo.

-Sí, los delanteros han estado a un nivel de forma increíble, y ahora no lo están tanto, pero es normal tener esos picos de forma.

Natxo González habla sobre la igualdad de la categoría y sobre cómo gestionar el bache Entrevista del entrenador del Deportivo con La Voz de Galicia

-Ahora la zona alta se cerró, ¿cuál es el candidato número uno al ascenso?

-Por supuesto, mi candidato número uno es el Dépor. Imagínate que digo otro (ríe).

-¿Y el rival más duro?

-Hay muchos, entre los que estamos ahí, el 50 % van a jugar el play off o ascender. De los seis primeros de la temporada pasada a estas alturas, ascendieron tres y otro jugó el play off. Aunque va a haber muchos cambios.

-Comparado con el año pasado en Zaragoza, ¿cómo se encuentra?

-Igual, por ser como soy. Pero el año pasado viví momentos muy duros antes de Navidad. Ahora estoy inquieto y duermo menos, porque buscas soluciones, dentro del equilibrio, diciendo: “Natxo, esto es normal’’. Siempre hay momentos en que el objetivo se tambalea. Nos pasa a todos en lo profesional y la vida.

-¿Le cuesta dormir?

-Normalmente duermo poco. Si gano más, duermo mejor, es inevitable. Y te manda mensajes el amigo de la cuadrilla, ‘‘que a ver si espabilas’’. Es imposible desconectar. Te tienes que meter en el despacho, en tu estudio, en casa y tranquilo.

-Que el carácter no cambie.

-Sí, eso lo he corregido bastante. La familia es un aliciente cuando llegas a casa.

-¿Le dan consejos?

-No, cuando pierdo no me dicen nada, no sé por qué será.

«Le pedí a la plantilla que salgamos a Riazor liberados, a disfrutar como el primer día»

Pep Guardiola es el principal referente de Natxo González como entrenador. El técnico vasco tiene claro qué haría el entrenador del City ante una crisis como la que pasa el Dépor: «No renunciar a lo que él cree. Fijaos, el City que tuvo una racha de tres derrotas en cuatro partidos. Una cosa de locos, increíble. Lo importante es creer y sobre todo convencer a tus jugadores de lo que hay que en este camino, porque los malos resultados pueden quitar credibilidad a lo que estás haciendo y hay que convencerles».

-Borja Valle ha dicho que cuando las cosas iban mejor, ustedes ya los preparaban para esto.

-Porque entendemos que va a ser así. Es muy difícil aguantar tantas jornadas, ser eficaces y meter tantos goles. Ya veis cómo está la Segunda Ahora llevamos tres jornadas sin marcar. Algo pasa, pero estas cosas pasan y a esa inquietud le damos normalidad.

-¿Cómo se hacía eso en aquel momento?

-Es que seguimos haciendo muchas cosas bien, aunque no lo creáis, y en otras hemos empeorado. Lógicamente si no hemos marcado en tres jornadas es porque no hemos hecho en cada partido ocho ocasiones, que ya me dirás las que habíamos hecho ante el Elche o el Oviedo. Contra el Lugo, si hubiéramos sido eficaces, que es una de las cosas que nos está faltando, estaríamos tan tranquilos. Pero, cuando pillas estas dinámicas, todo te va un poco en contra.

-De su reacción en Zaragoza, ¿saca una fórmula extrapolable al Dépor en el momento actual?

-No, no hay una fórmula de decir: “Como en Zaragoza me salió bien esto, voy a hacerlo aquí’’. No. Es el equilibrio para estar fresco, no estar contaminado y tomar decisiones desde la frialdad. Le pedí a la plantilla que lo importante es el diagnóstico y que salgamos a Riazor el domingo liberados, a disfrutar como si fuera el primer partido. Es el objetivo de esta semana, salir limpios de mente el domingo.

-¿La grada pensará igual?

-Es algo que no podemos controlar, y es normal que pueda haber cierto enfado. Pero los vamos a necesitar. Sin ellos es imposible. Han disfrutado con este equipo y les pediría que sigan confiando porque volveremos, que la gente no tenga la menor duda. Este equipo ha demostrado compromiso y trabajo; saldrán mejor o peor las cosas, pero nadie le puede reprochar a los jugadores el sacrificio y el compromiso con este escudo.

-Y la afición, pese a que el equipo apenas pisó zona de ascenso directo, es muy positiva.

-Sí, lo que he percibido es eso. Es importante el comienzo y, aunque es cierto que no lo hemos tocado casi, o pocas veces, lo importante es pisarlo cuando hay que pisarlo. Pero siempre hemos estado ahí, con diferencias justitas, al alcance de poder conseguirlo. Eso, y el fútbol que el equipo ha hecho en muchos momentos, ha enganchado a la gente.

«Si Carles Gil se va, que se vaya cuanto antes y ya está»

Natxo sobre Carles Gil: «Si se va, que se vaya» Entrevista del entrenador del Deportivo con La Voz de Galicia

Natxo González no desea engordar más la plantilla del Deportivo, sino resolver las posibles salidas que se produzcan, como la posible de Carles Gil hacia la MLS de Estados Unidos, con llegadas. Si se va el valenciano, para el entrenador su relevo no tendría que ser necesariamente un nuevo mediapunta.

-¿Qué le pide al mercado de invierno?

-Si sale alguien, traer a alguien. Si sale alguien, nos sentaremos a ver qué perfil de futbolista, pero mientras no salga nadie... Hace un mes confiaba en el grupo y ahora sigo confiando en el grupo; hace un mes no veía ninguna necesidad imperiosa y sigo pensando lo mismo.

-Siempre puede haber un ánimo de mejora.

-Pero a la plantilla que tenemos no se va a sumar ninguno más, porque la vaca no da para tanto. ¿Para qué me voy a ilusionar con algo que no va a poder ser? Si sale alguien, vamos a ver qué posibilidades hay.

-Si se va Dubarbier, no va a venir otro lateral zurdo.

-Por ejemplo.

-¿Y qué traerían?

-No lo sé.

-¿Le preocupa la situación de Carles Gil?

-No, para nada. Cuando un jugador está valorando irse, no me preocupa. Todo lo contrario. Que se vaya cuanto antes y ya está.

-¿Lo invita a salir?

-Él es el que está valorando salir. Parece ser que tiene una oferta buena de fuera y en el momento en que la está valorando, es que la está valorando, es muy difícil que ahora mismo pueda estar centrado aquí. Lo respeto y él busca su futuro, pero yo tener un jugador que está pensando en otras cosas, a mí no me importa. Si se va, que se vaya. A mí no me importa. Siempre he dicho que aquí necesitamos gente que centre todos sus esfuerzos en el Dépor.

-O sea, que ya están buscando un mediapunta.

-O no.

-¿Y Christian Santos se está adaptando, como le pidió hace unos días?

-Sí, va a ser importante.

-En las últimas convocatorias no lo parecía.

-Pero ahora lo va a ser. Estoy convencido.

-¿Y Didier Moreno?

-También lo va a ser. Didier está pasando un poquito lo que pasó Christian hace no mucho tiempo. Es complicada su situación, porque lleva tiempo sin competir y yo como entrenador tengo que reconducir la situación. Es un chaval encantador, que en el día a día da gusto, buen profesional y no genera problemas, pero él y yo, yo principalmente en este caso, no hemos sabido encontrar ese rendimiento suyo en beneficio del equipo. Entre la adaptación, el tipo de fútbol,... no hemos acabado de sacarle el rendimiento que creo que tiene.

-¿No quiere que salga?

-Ahora mismo no lo contemplo.

-El Deportivo no ha consumido todo el tope salarial que tiene permitido, ¿si se lo gastasen, buscarían un jugador capaz de marcar diferencias?

-No, tenemos todas la zonas cubiertas. Estamos a expensas de, si sale Carles Gil, traer algo. Cuando se vaya, decidiremos si un mediapunta, o un no sé qué, o un extremo, habrá que decidir.

-¿Cree que hace falta pinchar a la plantilla con fichajes para que no se relaje?

-No, porque hay suficiente competencia, dos jugadores por puesto. No hace falta buscar esa motivación de fuera.

-En otras crisis en el Dépor se ha echado en falta un líder, ¿quién es en este momento?

-No lo sé, vamos a ver. Normalmente los líderes son los capitanes. Los capitanes son elegidos porque son los líderes del grupo, en lo bueno y en lo malo.

«Jugar con extremos puede ser una alternativa»

El cambio de sistema es una de las posibilidades abiertas por Natxo González para las próximas jornadas.

-Es el entrenador que más tarda en hacer los cambios. Ahora que el Dépor está falto de resultados llama la atención.

-No hay nada que explicar. Cuando ganas los cambios están bien y cuando pierdes, no. Soy consciente de que cuando los resultados van mal, todo es malo. Yo hago los cambios cuando entiendo que tengo que hacerlos. Ojalá acertase siempre, pero no será así. Me equivoco y me equivocaré. Entiendo que llame la atención que sea el más lento de Segunda. Asumo que cuando hay momentos malos tengo que asumir todas las críticas, porque van dentro de mi responsabilidad. Porque sea el entrenador más lento, ahora no voy a decir: «Voy a ser el más rápido. Los hago en el minuto 36».

-Usted interviene mucho en los partidos.

-Sí, pero es que yo tengo otra visión. El otro día también hicimos cosas bien, no fue todo malo. Ofensivamente nos costó, ellos nos tiraron por primera vez en el minuto 60 y fue al palo. A balón parado sufrimos lo que nunca habíamos sufrido. Pero es que hicimos cosas bien también el otro día, el día del Lugo y el del Cádiz. Pero cómo me puedo defender yo después de un 3-0. No, defenderé de cara a mis jugadores, o defenderé con datos objetivos, pero de puerta para fuera tengo que asumir la responsabilidad y los malos resultados.

-En Cádiz el equipo ya se distribuyó de inicio de otro modo ¿se plantea más cambios?

-Sí.

-¿Le faltan extremos para jugar de otra forma?

-No, porque Fede puede jugar de extremo, Borja puede jugar de extremo, Quique juega de extremo. Tenemos posibilidades de jugar con extremos.

-¿Y puede ser una alternativa?

-Sí, puede ser.

Krohn-Dehli, Edu Expósito y el posible cambio de sistema Entrevista del entrenador del Deportivo con La Voz de Galicia

El técnico del Dépor habla sobre tres pesos pesados: Carlos Fernández, Vicente Gómez y Krohn.

-Tiene muy buen vestuario, ¿pero puede faltarle carácter?

-No. Una cosa es que sea buena gente y otra que cada uno tenga su carácter y su orgullo. Pero vamos a ver. Es otro reto que tenemos, salir de este bache con trabajo, carácter y fútbol.

-¿El rendimiento baja mucho sin Carlos Fernández?

-No, no voy a personalizar. Ahora falta Carlos y hay que buscar motivos, pero no voy a personalizar. No sé qué hubiera pasado si hubiera estado Carlos, nunca lo sabremos.

-Hay altibajos llamativos, como el de Vicente.

-Yo creo que no hay tanta diferencia. Va todo relacionado: el equipo gana y Vicente está muy bien; el equipo pierde, Vicente está muy mal.

-Cuesta ver a Krohn-Dehli, con el nivel que mostraba en el Celta, y ahora que no es capitán general.

-Lo es y lo será.

-¿Lo es?

-Yo al jugador lo englobo dentro del campo, fuera, en el día a día, y para mí es capitán general por su trayectoria, profesionalidad y por todo.

Votación
13 votos
Comentarios

Natxo González: «Estoy convencido del ascenso»