Un Dépor lastrado por la igualdad

La séptima plaza se acerca a tres puntos del equipo coruñés en una Liga calcada a la anterior


Los triunfos de ayer del Osasuna y el Albacete, así como el empate del Alcorcón han empujado al Deportivo al cuarto puesto de la clasificación de Segunda, a un punto del ascenso directo, pero ya solo con tres de margen sobre la séptima posición que ninguno desea. El varapalo de Cádiz no despeja las dudas sobre si la aclimatación a la nueva categoría se ha completado.

Clasificación

La séptima plaza más próxima de los tres últimos meses. Solo tres puntos separan al Dépor del Osasuna, que marcha fuera de las posiciones de retorno a Primera División. Es la menor ventaja blanquiazul respecto a estos puestos desde que apenas se habían disputado ocho jornadas, el 6 de octubre. Por este motivo, cuando los coruñeses retomen la competición, el próximo 6 de enero, la pugna por las preciadas seis primeras posiciones habrá retrocedido a hace tres meses.

Reto

Dos jornadas para el final de la primera vuelta. Al cuadro blanquiazul le quedan por jugar el próximo derbi contra el Lugo y la visita al Mallorca del 12 de enero para cruzar el ecuador de la temporada y pugnar por el honorífico título de campeón de invierno. En estas dos jornadas, entre los primeros clasificados aún habrá dos duelos directos que tendrán como protagonista al líder Granada, pues se enfrentarán en las dos primeras jornadas del 2019 al Albacete y al Cádiz.

Futuro

Un calendario de segunda vuelta diferente a la primera. Pese a que el Dépor abrió la Liga con tres partidos seguidos a domicilio, ahora no enlazará otros tres en Riazor, por lo que tampoco seguirá el mismo orden de rivales que acaba de afrontar. Así, jugará con normalidad consecutivamente en casa y fuera hasta marzo, cuando encadenará dos seguidos en Riazor (contra el Alcorcón y el Las Palmas), antes de que en abril dispute otros dos a domicilio (el Numancia y el Zaragoza). Acabará la Liga el 9 de junio en su estadio contra el Córdoba.

Irregularidad

Se aleja a dos puntos del ascenso directo. El Albacete lo ha reemplazado en la segunda plaza liguera, que se sitúa a dos puntos. El Deportivo no se encontraba a esa distancia desde el 17 de noviembre. Es más, desde que goleó sin piedad al Oviedo en Riazor, solo ha sumado nueve puntos de los últimos dieciocho en juego. Aún así, en este tramo de competición ha ocupado plaza de ascenso directo en tres jornadas. La conclusión es que ha desaprovechado la recta final de año para distanciarse en la clasificación, ha mantenido con vida a sus rivales por subir a Primera y les ha dado la oportunidad de seguir enganchados en la clasificación, con las peligrosas consecuencias que esto puede tener.

Precedente

Una última temporada de la que aprender. Ojo con la campaña pasada. Hace solo un año los siete primeros equipos clasificados se apelotonaban en cinco puntos (ahora son seis). Por aquel entonces eran el Huesca, el Cádiz, el Lugo, el Rayo, el Oviedo, el Numancia y el Granada. Al final del campeonato subieron directamente el Rayo Vallecano y el Huesca, mientras de todos aquellos solo el Numancia jugó la promoción. El que ascendió finalmente, el Valladolid, marchaba entonces noveno clasificado a diez puntos del líder y cambió de entrenador en la recta final liguera.

Pasado

Con 35 puntos sería líder en el 2013 y cuarto en el 2011. Después de haber cosechado nueve victorias y ocho empates en 19 jornadas, los coruñeses han sumado 35 puntos, uno más que en el descenso del 2013 (cuando a estas alturas el Deportivo encabezaba la tabla) y uno menos que en el del 2011, cuando con esta puntuación sería cuarto. Son las dos únicas ligas que el Dépor jugó en una Segunda División de veintidós equipos, como la actual.

Problema

Un rendimiento mejorable a domicilio. Después de nueve partidos como local y diez a domicilio, ha sumado casi el doble de puntos en el estadio de Riazor (23) que como visitante (12), en una tendencia mayoritaria en la categoría. El suyo es el cuarto con mejor rendimiento fuera (empatado con el Málaga), pero ninguno de estos dos ha sido capaz de seguir el ritmo del Granada (18 fuera y 20 en casa) y del Albacete (17 y 20), ambos en la cima de la clasificación liguera y también en el ránking a domicilio.

Tendencia

La distancia entre los siete primeros sigue bajo mínimos. Los cinco puntos que se establece ahora mismo como distancia entre el séptimo clasificado y el ascenso directo mantienen la tendencia de igualdad de las últimas temporadas en Segunda. A estas alturas de campaña, en el 2014 había nueve puntos, pero las diferencias se redujeron drásticamente en el 2015, cuando se quedaron en cinco, en el 2016, con seis y en el 2017, cuando solo fueron cuatro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Un Dépor lastrado por la igualdad