El Deportivo se vuelve más práctico

Dominó más para recibir menos remates, hacer menos faltas y ganar en solvencia antes que en brillo


¿Cualquier fútbol pasado en este Dépor de Natxo González fue mejor? Al cabo de dos empates, el equipo coruñés volvió a ganar desde un juego más sólido, controlado y práctico. Antes que el brillo, el desenfreno y la fantasía primó el orden, la paciencia y la inteligencia para abordar un triunfo necesario (así lo reconocieron desde el técnico hasta los jugadores) y sostener el marcador a favor. Como no hay una sola forma de ganar, tampoco el Deportivo sabe imponerse de un único modo, sino mudando en función de sus propias circunstancias y de los rivales. Otra cara más del equipo más fiable de Segunda que el sábado (20.45 horas, Partidazo) visita al Cádiz.

portería propia

Fin a dos meses recibiendo diez o más remates en casa

El 27 de octubre el Reus halló una pequeña grieta en el entramado defensivo del Dépor. El cuadro catalán no le marcó ni un gol, pero se destacó como el primero que le remataba más de nueve veces en Riazor (12). Los adversarios la vieron (luego llegaron el Oviedo (14), el Osasuna (10) y el Numancia (12) y todos han tratado de sacarle provecho, mientras a los blanquiazules les ha costado mucho sellarla. Hasta que el Zaragoza se quedó en 9.

agresividad

La tercera menor cifra de faltas de la temporada

Defender mejor también significa hacer menos faltas y muchas menos en zonas peligrosas. El Dépor solo hizo once contra el Zaragoza, en franca caída tras sus tres últimos partidos en casa, el Numancia (15), el Osasuna (21), el Oviedo (18) y el Reus (13), y en la línea de los primeros de la temporada. Claro que en el caso del equipo coruñés, el curso también está demostrando que debe tener mucho cuidado con la severidad que los árbitros le aplican.

posesión

De vuelta al dominio de los partidos en casa

El Dépor dominante de las diez primeras jornadas se había transformado en un cuadro capaz de ganar o empatar, pese a ser dominado. Contra el Zaragoza invirtió la tendencia, aunque manejó mejor el balón en la primera parte, pues llegó al descanso con un 66 %, con un pico cercano al 80 % en el tramo central del período, que luego en la segunda. Entonces el Zaragoza recuperó el balón, con casi un 54 % de la posesión, pero el cómputo global fue de 55 % a 45 %.

seguridad

Una zaga nueva y con jugadores que destacan por su rol defensivo

Pese a las lesiones, tarjetas y rotaciones habidas, hasta el domingo nunca habían jugado juntos Bóveda, Duarte, Marí y Caballo, cuatro jugadores cuya especialidad es antes la defensa del espacio propio que abordar el del contrario. Frente a un Zaragoza que jugó con dos delanteros, el regreso de Bergantiños para jugar como referencia por delante dio oportunidad a un jugador que llevaba cuatro partidos en el banquillo y cuyo punto fuerte es precisamente el sentido táctico.

novedad

La reaparición de Pedro mejoró el colectivo

«Necesitábamos otro tipo de energía, otro tipo de futbolista. Pedro tácticamente es inteligente para actuar él y para corregir y tener mucha comunicación con el compañero», explicó el domingo Natxo González, quien durante la semana había incidido en que el equipo recuperase más arriba el balón. Y así volver a ser un Dépor que celebrar.

Una posición de ascenso directo muy cara

Por tercera jornada en las cuatro últimas, el Deportivo ocupa puesto de ascenso directo desde la segunda plaza de la clasificación. En este caso, figura empatado a puntos con el Málaga, pero disfruta de una mejor diferencia de goles respecto al cuadro costasoleño (+18 frente a +9). Los coruñeses se encaramaron a este mismo puesto en el que sueñan con acabar la temporada el pasado 24 de noviembre, tras derrotar en Riazor al Osasuna, y solo lo abandonaron momentáneamente con el empate contra el Numancia. El líder, sin embargo, ya no es el mismo de entonces, pues al Alcorcón le ha sucedido el Granada, que ahora mismo los aventaja en dos puntos.

No se ha vuelto fácil para el Deportivo llegar hasta esta posición, pues esta es la de ascenso directo con una puntuación más alta de las cuatro últimas campañas. Desde el 2011, cuando el equipo blanquiazul estableció el récord final de puntuación de la categoría, solo el Sporting de la temporada 2014-15 y el Girona en la 2012-13 alcanzaron a sumar 36 puntos en este momento del campeonato.

Brecha

Pero este curso no solo llama la atención por la dificultad para destacarse, sino por el amplio abanico de candidatos que tiran del pelotón de Segunda y también por la distancia que están abriendo respecto a las últimas posiciones. En el actual campeonato nada menos que cinco equipos están a tiro del ascenso directo: Granada 37, Deportivo 35, Málaga 35, Albacete 34 y Alcorcón 33. Entre el equipo madrileño y el Reus, cuarto por la cola, se abre ya un abismo de 16 puntos.

En la campaña 2016-17, con el Levante ya destacado, había hasta seis clubes al abordaje de la segunda posición: el Girona tenía 30 y a su rebufo avanzaban el Getafe con 28, el Cádiz 27, el Lugo 27 y el Reus 27. Claro que esta temporada era mucho más igualada que la actual, pues solo ocho puntos separaban al referido equipo catalán y al decimonoveno Mallorca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Deportivo se vuelve más práctico