Carlos no está, Cartabia se apura

Mientras se confirma la baja del delantero, el argentino lucha por llegar al domingo


A Coruña

El Deportivo perderá a Carlos Fernández para el partido del domingo (20.30 horas, Gol) contra el Zaragoza, pero cruza los dedos para que la recuperación de Fede Cartabia se haga realidad. Las pruebas médicas practicadas al delantero sevillano, que tuvo que pedir el cambio hace dos jornadas en Majadahonda, revelaron que sufre una lesión grado 1-2 en el muslo izquierdo, por lo que ahora se someterá a tratamiento de fisioterapia y reposo deportivo.

Mientras el dorsal 18 trabaja con la intención de llegar, aunque sea justo a tiempo, para la última jornada del año en Cádiz, su compañero Cartabia sigue entrenándose al margen de sus compañeros, pero este domingo dio un significativo paso adelante. Mientras se entrenaba al lado de David Simón, que luego comenzó a correr aparte, y Bicho, quien acabó retirándose a los vestuarios, el mediapunta completó un exigente circuito físico antes de que ejecutase un auténtico arsenal de disparos a portería con y sin barrera.

El volumen de trabajo que asumió sin molestias le hace ser optimista de cara al próximo choque. Después de disputar los noventa minutos contra el Osasuna sobre un pesado césped que más parecía una piscina, el argentino, un Guadiana de idas y vueltas de la enfermería al césped en esta temporada, se perdió las dos últimas jornadas en las que su equipo enlazó sendos empates contra equipos de la zona media de la clasificación. Ahora vuelve a situarse a las puertas de los planes de Natxo González, quien espera poder evaluarlo a lo largo de los próximos entrenamientos.

Su posible inminente regreso reforzaría el ataque de un Dépor que acabó la última jornada con tres delanteros (Quique, Borja Valle y Christian Santos) en el campo, pero no fue capaz de deshacer el empate. Por más que el técnico lo ha alineado últimamente como mediapunta, su olfato de gol y capacidad para desequilibrar lo convierten en uno de los puntales de la retaguardia.

Además, la ausencia confirmada de Carlos Fernández para el partido de este domingo concede aún más importancia a recuperar a Cartabia, un jugador capaz de resolver partidos por sí solo. Como hacía el sevillano, al que una dolencia muscular ha sorprendido justo cuando acababa de destacarse como el mejor jugador de la Liga en octubre.

Importancia

¿Hay Carlos-dependencia en el Dépor? Cuesta pensarlo en una plantilla señalada como la más completa de la categoría y que en otras ocasiones no parecía haber sufrido bajón alguno en ausencia de sus titularísimos. No se habían notado las rotaciones en el lateral izquierdo, ni en muchas de las posiciones del rombo del centro del campo, ni tampoco mermaron el rendimiento colectivo aquellas bajas puntuales de Quique, Duarte o Marí. Pero el caso del sevillano parece diferente.

«Lo que nos está ofreciendo Carlos es goles, continuidad, que es muy importante, y estaba en un momento importante», comentó Natxo González el viernes. Además, su facilidad para aparecer entre líneas, asociarse con sus compañeros y hasta salirse del guion del partido beneficiaba a un Deportivo que con Fernández en las filas es cierto que perdió en Alcorcón, aunque también que sin él solo ganó un partido, al Extremadura, cuando aún no había fichado por los coruñeses. Desde su estreno, estos empataron los dos partidos en que fue baja: el del pasado sábado en Riazor y el de Almería, mientras estaba concentrado con la selección sub-21. Ahora que volverá a faltar, Cartabia pide sitio.

Vicente Gómez y Pablo Marí, ausencias en el entrenamiento 

Después del empate del sábado frente al Numancia en Riazor, la plantilla del Deportivo completó este domingo la habitual sesión en las instalaciones de Abegondo en la que los titulares incidieron en tareas de recuperación y los demás futbolistas desarrollaron un trabajo más exigente. Aquellos realizaron únicamente en el césped la primera parte del trabajo, es decir, un calentamiento con fútbol-tenis. Vicente Gómez y Pablo Marí ni siquiera saltaron al campo de la ciudad deportiva, pero todos se pasaron luego por el gimnasio, la camilla de masaje y la zona de aguas de la ciudad deportiva, en tareas de recuperación.

Sus compañeros, incluido el portero del Fabril Álex Cobo, protagonizaron una sesión más intensa, con un circuito de fuerza, finalizaciones y fútbol en espacio reducido que alcanzó la hora y media de duración. Entre estos jugadores no se encontraron los referidos David Simón y Fede Cartabia, pues ambos trabajaron junto al readaptador Fran Molano, mientras se quedaron con los fisioterapeutas y en el gimnasio Carlos Fernández, Diego Caballo (este aquejado de una contusión en un pie) y Gerard Valentín, que sufrió un golpe en un muslo. Estas dos últimas dolencias musculares se produjeron en el accidentado entrenamiento del pasado viernes.

La plantilla deportivista descansa este lunes, pero retomará las tareas el martes a las once de la mañana en Abegondo. De cara al partido contra el Zaragoza, Saúl es baja segura por sanción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Carlos no está, Cartabia se apura