A la espera de Vicente Gómez

Las dudas sobre la participación del mediocentro afectan al juego de ataque del Dépor, donde sí que es seguro que faltarán Carlos Fernández y Cartabia


A Coruña

El Dépor aspira a despegarse de sus rivales por el ascenso, pero ya sabe que no podrá contar con el impulso de algunos de sus jugadores más fantasiosos. Este sábado contra el Numancia, a las ausencias confirmadas de Fede Cartabia y Carlos Fernández se une la duda de Vicente Gómez, quien arrastra molestias musculares. Llamó la atención la suplencia del mediocentro, indiscutible en el sistema de ataque de Natxo González, el pasado domingo en Majadahonda. No salió hasta la segunda parte, justo cuando su equipo menos dominó un partido de ida y vuelta en el que acabó quedándose a cero por primera vez desde la derrota de Alcorcón.

Pero de vuelta a Riazor, nadie dudaba de la presencia del canario que, por otro lado, no acaba de recuperar el espléndido estado de forma previo a aquella maldita lesión de Tarragona, cuando hubo de dejar el campo antes de tiempo debido a problemas en la pierna derecha. Por entonces, Gómez se vestía la blanquiazul mientras maravillaba a propios y extraños con un rendimiento altísimo para un jugador de Segunda División descartado por su anterior club. Su fútbol se revelaba tan completo que hasta llamaba a la puerta para abandonar el vértice izquierdo del rombo y hacerse con los mandos del equipo desde la posición de cinco clásico, por delante de la defensa.

Luego se perdió dos partidos seguidos en casa, el Málaga y el Elche, este por precaución, pues asistió desde el banquillo a la goleada, y su protagonismo se ha diluido. Por más que el Deportivo se haya encaramado a la cima de la clasificación, del juego de tiralíneas del centrocampista en los últimos tiempos apenas se recuerdan chispazos, como la primera parte de Las Palmas o el pase a Pedro en el segundo gol frente al Reus. No se pareció a él mismo especialmente ni contra el Córdoba ni el Almería (allí fue sustituido por Cartabia, que acabaría rescatando un punto para los coruñeses), ni tampoco más recientemente frente al Osasuna, cuando también se encaminó al banquillo antes del pitido final.

Será casualidad, pero en este gris impás del futbolista, el Dépor, habitual dominador de la posesión, apenas ha acabado por delante de su adversario en esta estadística en tres de las siete últimas jornadas y no ha superado el 46 % en las dos más recientes, ni contra el Osasuna en casa, ni en el referido del Majadahonda a domicilio. Así vio ayer Natxo González la posibilidad de no poder contar con tres de sus peloteros: «A Vicente no lo demos por perdido (para hoy, se refiere). Carlos no va a estar y ya vemos lo que Carlos nos está ofreciendo: goles, continuidad, que es muy importante, y sí que puede ser una baja importante, porque estaba en un momento importante. Pero, por otro lado, vamos a tener hambre con Christian Santos o con Borja Valle, que son los recambios naturales. Como siempre, vamos a dar buena respuesta a nivel futbolístico, no me cabe ninguna duda», afirmó.

Factor diferencial

Ahora llega un Numancia que de la mano de López Garai se conoce al dedillo todos los recovecos del esquema del entrenador vasco y Vicente Gómez, uno de los factores diferenciales del mediocampo deportivista, su indescifrable verso suelto, se juega algo más que tres puntos. Es la hora de que el canario recupere su mejor rendimiento y tome las riendas de un equipo que parece imparable hacia el liderato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A la espera de Vicente Gómez