Miguel Loureiro: «Siento morriña, pero volver no es una prioridad»

El futbolista gallego del Córdoba se medirá al Deportivo este fin de semana


Con apenas 13 años ya aprendió la peor lección que puede dar a un joven el fútbol, la de las lesiones. Una de gravedad (enfermedad de Köhler) le impidió hacer realidad su sueño de jugar en el Deportivo. Había sido fichado por el club coruñés procedente de las escuelas Luis Calvo Sanz de Carballo, pero apenas pudo actuar unos meses antes de que le fuera detectada la enfermedad. Tres años en blanco truncaron toda su ilusión. Miguel Loureiro (Cerceda, 1996) regresó a Carballo. El Bergantiños le sirvió de escaparate para firmar por el Celta, con el que llegó a jugar en el filial. De ahí al Pontevedra hasta que en el verano del 2017 el Córdoba llamó a su puerta. La gran oportunidad de llegar al fútbol profesional, que el lateral derecho gallego no quiso desaprovechar.

-Ha tenido que irse bastante lejos para triunfar.

-Las cosas vienen como vienen y en este caso tenía alguna otra propuesta pero ninguna que me convenciera como la del Córdoba. Así que me vine. Y, después de una temporada y lo que va de esta le diré que no me arrepiento nada. Estoy contento. El año pasado, pese a las dificultades que pasamos, me sirvió para conocer la categoría y en este me encuentro ya más asentado.

-En el presente ejercicio le costó entrar pero se ha ganado el puesto.

-Sí. Empecé en el banquillo y, bueno, cuando los resultados no llegan, es habitual que el entrenador haga cambios. Así me llegó la oportunidad y trato de aprovecharla.

-Jugó en la cantera de los dos grandes de Galicia. ¿Qué opinión le merece cada una?

-Creo que no sería justo comparándolas por el momento que me tocó en cada una. Me explico. En el Dépor estuve en una época de crisis. Había problemas económicos y de todo tipo. Además, casi no pude participar. Y cuando llegué al Celta, pues lo hice en el mejor momento de su cantera, cuando fueron saliendo jugadores. Si llegara ahora al Dépor, seguro que podría ser más fiable la comparativa.

-Y años después se enfrenta al Deportivo. ¿Tiene algo de especial o cuando uno es profesional no atiende mucho a esas cosas?

-Especial claro que es. Ya no solo por haber estado en el club y ser gallego, sino porque soy de Cerceda y todos mis amigos y toda mi familia son del Dépor. Ya llevan toda la semana diciéndome que si esto o lo otro. Pero está claro que necesitamos la victoria, así que no puedo perdonar los tres puntos (se ríe).

-¿Todavía sueña con volver a Galicia o una vez que uno empieza su carrera lejos ya no mira esas cosas?

-No es algo que no piense. Volver a Galicia no es una prioridad para mí. Es mi tierra, me encanta. Disfruto un montón cuando estoy ahí. Cuando me encuentro fuera, siento morriña... Pero

volver a Galicia no es nada en lo que piense. Ahora estoy centrado en lo que estoy. Me queda este año y otro aquí. Si luego surge una oportunidad, se analizará, pero insisto en que no es algo que me quite el sueño.

-¿Cómo se ve al Dépor a mil kilómetros de distancia?

-Pues como uno de los equipos más potentes de la categoría. Decir lo contrario sería mentir. Es claro favorito a conseguir el ascenso, como Málaga o Las Palmas. Tiene una buena plantilla, con un entrenador al que le gusta muchísimo trabajar y apuesta por un buen trato del balón. Pero nosotros estamos en una situación complicada, en la que necesitamos puntuar, así que trataremos de no darles tregua.

-Rombo y una defensa muy atrás en las faltas laterales. ¿Trabajan mucho eso los rivales?

-No es algo que nos sorprenda, porque el año pasado ya jugamos contra el Zaragoza y lo hacían de esta forma. Ha llevado ese estilo al Dépor y le va bien. Se trabajan algunas cosas, pero bueno, nada fuera de lo normal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Miguel Loureiro: «Siento morriña, pero volver no es una prioridad»