Natxo adelanta a sus predecesores

Tras 9 jornadas, el actual Dépor acumula 5 puntos más que el de Oltra y 2 más que el de Vázquez


Nueve jornadas disputadas, de las cuales cinco acabaron con victoria deportivista, tres con empate y solo una con derrota blanquiazul en el marcador. Son los resultados que permiten al Deportivo ser cuarto en el campeonato de la regularidad empatado a dieciocho puntos con la revelación del torneo, el Alcorcón de Cristóbal Parralo. Unos números que superado el quinto de competición sitúan al Deportivo de Natxo González como un equipo con mejor inicio que el de sus predecesores en la aventura del ascenso: José Luis Oltra y Fernando Vázquez.

El primero de los últimos dos ascensos fue conseguido por el técnico valenciano en la temporada 2011-2012, con título de Segunda División y récord histórico de puntos. Sin embargo, en la jornada 9, la escuadra blanquiazul solo había sumado 13 puntos, cinco menos que en el presente ejercicio. Había perdido contra el Hércules en Riazor, y frente al Alcoyano, Alcorcón y Cartagena a domicilio. Este último partido, correspondiente a la primera jornada, fue el décimo en jugarse debido a la huelga de futbolistas que hubo aquel verano.

Menos lucido resultó el ascenso que comandó Fernando Vázquez. Aquel equipo estaba situado en la jornada 9 mejor que el de Oltra, pero de nuevo peor que el de Natxo González. En el ejercicio 2011-2012, los blanquiazules eran quintos con 16 puntos, los mismos que el tercer y cuarto clasificados, Sporting y Lugo, respectivamente. Es decir, dos puntos menos que el actual Deportivo.

Y es que el ritmo de competición que están llevando los primeros clasificados está siendo muy destacado. Desde que Málaga, Las Palmas y Deportivo confirmaron su decenso a Segunda División la pasada temporada, la presente edición de la categoría de plata del fútbol nacional comenzó a ser considerada ya como la más potente de la historia. Un sinfín de clubes que en su día habían tenido protagonismo en Primera iban a luchar por conseguir una de las plazas que darían opción a regresar de forma directa o promocionar.

Nueve jornadas después, los datos que ofrece esa temida Segunda División es que cuatro equipos han tomado la delantera de una manera que hacía años que no se veía. Y es que Málaga, Granada, Alcorcón y Deportivo han hecho un pequeño grupo de cabeza, como si de ciclismo se tratara, que están dejando a sus perseguidores bastante descolgados. De hecho, en lo que va de siglo, no se recuerda otro inicio tan fuerte.

5 puntos más que el séptimo

Tras estos nueve primeros partidos, la diferencia entre el cuarto (el Deportivo, empatado a puntos con el Alcorcón que es tercero) y el séptimo clasificado, el Almería, es de cinco puntos. La diferencia más próxima de los últimos años data de la temporada 2011-12, también con los blanquiazules en Segunda. En aquella ocasión, Hércules, Sabadell, Almería y Córdoba marcaban el ritmo con los mismos puntos que los cuatro primeros de este ejercicio (22, 20, 18 y 18). En aquella ocasión, la diferencia con el séptimo, el Celta, era de cuatro puntos. Esa campaña, descrita con anterioridad, la escuadra coruñesa era décima con 13 puntos, a dos de la promoción y a seis del ascenso directo.

Como dato curioso, el Levante que hace dos temporadas estuvo cerca de batir el récord del Deportivo encabezaba a estas alturas la clasificación con 20 puntos (dos menos que el Málaga de este año y dos más que el Dépor). Su ventaja con respecto al tercero era de cuatro puntos y de ocho con relación al primer equipo de los que se quedaron fuera de la lucha por subir. Quedan 33 jornadas, 99 puntos por delante, pero los coruñeses van dando pasos firmes.

José Luis Oltra

Nueve victorias consecutivas para paliar un comienzo irregular

Con José Luis Oltra, el Deportivo estableció un récord de puntuación en la Segunda División. Se proclamó campeón de la categoría con 91 puntos, tres más que el Valladolid, tercero en la Liga regular y que acabaría ascendiendo también junto con los coruñeses y el Celta.

Sin embargo, para llegar al éxito final, el Deportivo tuvo que enderezar un inicio de campeonato excesivamente irregular. Con una plantilla de ensueño, en la que figuraban una gran cantidad de futbolistas que habían descendido meses antes, José Luis Oltra tardó en dar con la tecla de la regularidad.

Sin embargo, lo hizo tras perder en Elche por 3-2. Diez victorias y un empate en las once jornadas siguientes (9 victorias seguidas) sirvieron a los gallegos para tomar el mando de la Liga y mantenerse ahí hasta finalizar la competición. Aquella temporada, el Deportivo acabó con la friolera de veintinueve victorias cosechadas. Esto es el 64 % de los partidos.

Fernando Vázquez

Los refuerzos de invierno claves en un ascenso muy sufrido

Después de casi obrar el milagro la temporada anterior, Fernando Vázquez digirió al Deportivo en la campaña 2013-2014 en Segunda División. Con el club inmerso en pleno concurso de acreedores, comenzó la temporada a duras penas y con los jugadores justos. Pero los más jóvenes dieron la cara y el de Castrofeito supo encontrar en la unión del vestuario y en la disciplina táctica sus dos mejores armas para afrontar el ascenso.

Con todo, la llegada en el mercado invernal de futbolistas como Diogo Salomão, Diego Ifrán, Sisokko, Lopo o Toché sirvió para dar un impulso al equipo en la segunda fase del campeonato.

Pese a estas incorporaciones y lo reforzada que salió la plantilla, el final de Liga resultó muy difícil. De los últimos 21 puntos en juego, los gallegos solo consiguieron sumar 6. Así se escribe un ascenso muy sufrido en el que el Dépor acumuló un total de once derrotas.

Natxo González

Positivo inicio pese a afrontar las tres primeras jornadas como visitante

El descenso más traumático de los últimos vividos por el Deportivo fue el protagonizado la pasada temporada. Eso generó una revolución en el vestuario. Llegó Carmelo del Pozo para dirigir la parcela deportiva y con él un entrenador nuevo y más de quince jugadores entre recién llegados y los que volvieron tras cesiones.

Pero todavía quedaba un hándicap más a tener en cuenta. Las inconclusas obras del estadio municipal de Riazor provocaron que el Deportivo tuviera que afrontar las tres primeras jornadas de Liga como visitante. Sin duda un contratiempo más para un Natxo González que tenía ante sí el reto de inculcar su esquema y su idea de fútbol a un vestuario desconocido.

Pero, de momento, el trabajo está dando frutos y el Deportivo, con un fútbol incluso vistoso en muchas ocasiones, está a la altura de lo que se esperaba de él, habiendo caído solo en un partido de los 9 jugados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Natxo adelanta a sus predecesores