El más apaleado y el más expulsado

TORRE DE MARATHÓN

MARCOS MÍGUEZ

La de Quique fue la tercera roja que sufre el Dépor, que se distingue como el que más faltas ha recibido

09 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«No somos un equipo para sufrir tres expulsiones en ocho jornadas». Las palabras del capitán Álex Bergantiños resonaron ayer antes del entrenamiento del Dépor, pero los árbitros no se han enterado. Ningún silbato protege al equipo que mejor combina y mayor acierto en el pase está protagonizando, con un fútbol de autor que domina los partidos, impone respeto a los rivales y está protagonizando una fiesta de ocasiones. Así, los jugadores deportivistas se convierten en los que más palos han recibido de sus contrarios, es decir, los que más faltas han sufrido, mientras se destacan también como los que más expulsiones han sufrido de todo el fútbol profesional español. Ningún otro equipo de Primera y Segunda ha visto tres tarjetas rojas en este arranque de campeonato.

Si las dos primeras trataron de enmendar los excesos de Krohn-Dehli, Quique se ha convertido en el último que ha padecido la rigurosidad arbitral con los blanquiazules. Su chilena y el hambre de gol que el pichichi de la categoría de plata está demostrando recibieron la sanción más alta: una expulsión que aún ayer nadie se explicaba en el vestuario. «Fue raro, es igual que cuando un portero despeja de puños. Creo que el árbitro se asustó por ver el pie tan alto, pero solo fue una disputa noble y la roja es excesiva», afirmó Bergantiños, quien reveló que cuando le pidió explicaciones al colegiado por su decisión este solo acertó a decirle que no podía permitir una patada así.

El mediocentro deportivista trató de poner en contexto las tres rojas que el Deportivo ha visto hasta ahora. «La primera de Krohn-Dehli fue por una protesta al árbitro, la de ayer incomprensible, y quizá la única justa fuese la otra de Krohn-Dehli, que fue por doble amarilla, la segunda por un agarrón. Pero creo que sufrimos muchísimas más faltas en todos los partidos que los rivales, y ellos se llevan más amarillas que nosotros, porque estamos dominando los partidos y haciendo muchas menos faltas que los demás», añadió.