Una nueva lesión frustra a Cartabia

Pedro Barreiros | Alexandre Centeno

TORRE DE MARATHÓN

GONZALO BARRAL

El deportivista sufre una rotura muscular que lo obligará a permanecer al menos un mes de baja

04 oct 2018 . Actualizado a las 11:52 h.

Alguien pone la pierna encima a Fede Cartabia esta temporada, cuando llamado a un papel protagonista en este nuevo proyecto deportivista, se ve abocado a ingresar por segunda vez en la enfermería después de jugar buena parte de los minutos fuera de su posición. En la segunda parte del partido del pasado domingo contra el Nàstic, poco después de haber saltado al césped, sufrió una rotura muscular grado 2-3 en el muslo derecho. Aunque el parte médico evita concretar su período de recuperación, el futbolista argentino podría llegar a perderse el próximo mes y medio de Liga. Es baja segura para los dos próximos partidos consecutivos en Riazor contra el Málaga (este domingo, 18.00 horas, Partidazo) y el Elche, así como los siguientes frente al Córdoba y el Reus. El plazo más optimista marcaría su regreso para la exigente primera mitad de noviembre contra el Las Palmas y el Oviedo, aunque también podría tener que esperar hasta la quincena final, con el Almería y el Osasuna como rivales.

Está claro que esta dolencia se convierte en un nuevo contratiempo para este mediapunta que por unas o por otras no acaba de plasmar todo el talento que atesora. Aunque Natxo González ha llegado a reconocer que sus características encajan como anillo al dedo con la posición de mediapunta de su rombo, tuvo que debutar en la primera jornada como delantero, cuando hasta estrelló un disparo en el larguero de la portería del Albacete.

En el transcurso de aquel partido sufrió un esguince del ligamento lateral externo del tobillo izquierdo, por el que hubo de permanecer de baja tres semanas. No reapareció hasta el 9 de septiembre, el estreno en Riazor contra el Sporting, cuando dio un impulso decisivo a sus colores en pos de la victoria en los instantes finales. Cartabia regresó a la titularidad en el peor partido del curso contra el Alcorcón y otra vez tuvo que ser suplente en las dos últimas jornadas, contra el Granada y el Nàstic.