El Dépor despega hacia la cima

Pedro José Barreiros Pereira
Pedro Barreiros REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

Otros dos goles de Quique y uno final de Santos le dan una merecida remontada frente a un Nàstic (1-3) correoso

01 oct 2018 . Actualizado a las 08:37 h.

La perseverancia en el toque, los centros de los laterales y el acierto de los delanteros. Todo le sale de cine a este Deportivo que parece haber encontrado la velocidad de crucero después de nada menos que cinco partidos a domicilio. Anoche remontó con tres goles (1-3) a un Nàstic correoso, pero muy inferior a este equipo convencido de que su sitio se encuentra en la cima de la categoría. Dos triunfos consecutivos le permiten subirse así al tren del ascenso directo, con nada menos que cuatro equipos igualados a catorce puntos con el segundo clasificado. Justo en el mejor momento, cuando en octubre disputará tres de sus cuatro partidos en Riazor.

Al Dépor le faltó continuidad en la primera parte, cuando dominó territorialmente y mantuvo el balón casi en exclusiva en su poder. No obstante, en las áreas le costó mostrar esa superioridad y si apenas encontró claridad en la superpoblada área local, también sufrió más de la cuenta en la propia. Así, aunque había amagado con dos ocasiones que ni Didier Moreno ni Carlos Fernández embocaron a la red (merece especial mención el centro combado de David Simón en la segunda, una delicia), el Nàstic se acabó adelantando. No era ni ocasión, pues la presión local provocó que Mosquera se equivocase en la salida, tampoco la enmendó Simón, y Tete clavó un espléndido zambombazo en el larguero que se acabó alojando en la red.

La diana dejó grogui a los coruñeses, que aún tropezaron en la misma piedra poco después, pero en esta ocasión a Uche se le escapó el disparo alto por poco. Solo entonces llegó el gol del Deportivo en una jugada en la que reunió lo mejor de su fútbol, pues manejó la pelota sin que la oliera ni siquiera un contrario y se plantó en boca de gol con cuatro futbolistas, pues Simón y Quique acompañaron la pared de Carles Gil y Carlos Fernández en la frontal del área para que el pichichi empujase a la red el rechace del meta local al disparo del valenciano.