Un mes más de reubicaciones

El retraso en la reforma de las cubiertas de Riazor provocará que el estadio
no tendrá todo su aforo listo, al menos, hasta el fin de semana del 28 de octubre


A Coruña

Un nuevo retraso en las obras de las cubiertas del estadio municipal provocará que sigan las incomodidades para los abonados del Deportivo. Una parte de estos, todavía por concretar, serán otra vez reubicados tanto en el próximo partido en casa contra el Málaga del 7 de octubre, como en el siguiente compromiso en A Coruña, el día 12 frente al Elche. En el primer encuentro en casa con el Sporting como rival fueron 8.564 socios los desplazados de su asiento, y el pasado lunes la cifra ascendió a 9.600.

El nuevo retraso lo anunció ayer el concejal de deportes de A Coruña, José Manuel Sande, aunque evitó concretar una nueva fecha de finalización de los trabajos. Es más, insistió en que la previsión actual señala que estos continuarán en el exterior del estadio durante la segunda quincena de octubre.

Se trata del enésimo retraso en las obras de la cubierta de Riazor frente a lo inicialmente prometido por el gobierno de la Marea, que había fijado para el 14 de agosto el final de las obras, cuando no interferirían en lo más mínimo en el principio de Liga. Cabe recordar que el Deportivo comenzó el campeonato con tres jornadas consecutivas a domicilio. Sin embargo, los incumplimientos han sido constantes y se han ido anunciando a cuentagotas por parte del gobierno local. Ahora, como mínimo, el estadio no dispondría de todo su aforo hasta la undécima jornada, en el fin de semana del 28 de octubre contra el Reus.

Aún a principios de este mes el propio alcalde Xulio Ferreiro insistía en que las obras iban «en plazo», dijo textualmente, y hasta subrayó que si todo marchaba «según lo previsto» el estadio estaría definitivamente listo antes de acabar septiembre. El Deportivo jugó anteayer su último partido de este mes en Riazor mientras los andamios seguían levantados en los fondos. Además, los escasos socios de estas zonas del campo que pudieron acudir con normalidad a su asiento lo hicieron a la intemperie, pues sobre las estructuras de aquellas cubiertas no están colocadas aún las placas.

Los inconvenientes de los retrasos en la reforma no solo afectan directamente a los socios del club, sino también a la preparación del propio equipo, que pudo entrenarse allí donde juega sus partidos como local por primera vez el pasado domingo, en las horas previas al encuentro contra el Granada. El propio Natxo González se refirió en varias ocasiones a esta situación. «Es importante adaptarte un poquito al escenario donde vas a competir, y encima como local. Creo que lo necesitábamos y esta semana lo hemos conseguido, como espero que sea en las siguientes», dijo entonces.

El Deportivo evaluará la situación del campo antes de cada jornada

Cuestionado por el anuncio del concejal coruñés de deportes, el Deportivo optó por la cautela y negó que dispusiera de ninguna comunicación oficial del Ayuntamiento acerca del nuevo retraso en la reforma de las cubiertas del estadio, más allá de las declaraciones públicas del responsable municipal.

En un escenario que no esperaba, pues para eso había pedido comenzar la Liga con tres partidos consecutivos a domicilio, el Deportivo se ha visto obligado a hacer compatible el transcurso de las obras con la competición. Y su protocolo de actuación siempre ha sido el mismo: evaluar la situación real del estadio durante el fin de semana anterior a que tenga que jugar allí un nuevo partido.

Con esta actuación el club pretende evitar sorpresas de última hora para sus abonados, contabilizar con exactitud los asientos disponibles y los afectados por las reformas de las cubiertas, y hacer frente a esa realidad de la mejor manera posible con el objetivo de causar las menores incomodidades a los socios perjudicados.

En los partidos ya disputados contra el Sporting y el Granada las reubicaciones de socios en las gradas de Tribuna y Preferencia provocaron, entre otros inconvenientes, que casi 10.000 abonados del Deportivo (algo menos de la mitad de su masa social) tuviesen que acercarse a las taquillas para retirar otras localidades y que no se pudiesen vender entradas al público en general.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Un mes más de reubicaciones