En el podio del tope salarial

Málaga y Las Palmas superan al Dépor, al que la Liga concede un techo de 18,5 millones de euros

.

Desde que en el año 2014 la Liga instauró el tope salarial, sobre el que ha ido siendo más fiscalizadora con el paso de las temporadas, la clasificación final de cada ejercicio deportivo resulta fácil de predecir, o al menos aproximarse, una vez que los límites aprobados por el órgano balompédico de finanzas se dan a conocer. Esta relación suele ser válida en Primera División, mientras que en Segunda, a mayor igualdad presupuestaria, deja mayor libertad a las sorpresas, tanto positivas como negativas.

No obstante, como punto de partida, ese tope salarial suele marcar el vagón de los grandes favoritos en el tren de la temporada en el fútbol profesional español. Y ese límite publicado ayer por la Liga dice que el Deportivo es el tercer club de la Segunda División con más posibilidades de lograr el ascenso.

La entidad que preside Tino Fernández ha manejado durante este verano un presupuesto deportivo de 18,5 millones de euros, solo superado por los otros dos clubes recién descendidos: el Las Palmas (19,2) y el Málaga (25,24). Esto lo convertiría, sobre el papel, en el tercer gran favorito al ascenso. Por detrás, quedarían el Osasuna (11,11) y el Sporting (10,9).

La importante diferencia entre el Málaga y el Deportivo estriba, principalmente, en la ayuda al descenso obtenida por el club andaluz, los derechos de televisión, en ambos casos marcados por el mayor número de temporadas consecutivas que el club del jeque estuvo en Primera, dado que el Dépor padeció dos descensos durante ese período. El pago de la deuda concursal también penaliza al club coruñés.

No obstante, aunque el tope salarial sea de 18,5 millones de euros, no significa que ese sea el dinero que ha tenido a su disposición Carmelo del Pozo para confeccionar el actual plantel que tiene como único objetivo el ascenso a Primera División. A esta cantidad hay que descontarle las amortizaciones de futbolistas fichados no solo esta temporada sino también en años anteriores y la parte correspondiente a las categorías inferiores. De este modo, según algunas fuentes, el Deportivo apenas ha podido invertir en torno a once o doce millones de esos dieciocho y medio en la confección del actual plantel.

Además, tal y como llegó a comentar Carmelo del Pozo durante una comparecencia pública, en el planteamiento hubo planificación a futuro. El Dépor no ha consumido el total del dinero disponible, sino que, en previsión de un contratiempo en el objetivo marcado del ascenso, ha querido dejar asegurado un año más en el pelotón de cabeza por si se ve en la obligación de volver a afrontar la lucha por el ascenso a Primera la próxima temporada.

Tres descensos con tres coyunturas diferentes

El de la pasada temporada fue el tercer descenso sufrido por el Deportivo en los últimos siete años. Y tras estos fracasos, en cada uno de los casos el Deportivo afrontó el regreso a Primera División desde un frente coyuntural diferente.

temporada 11-12

«All in» blanquiazul para subir por la vía rápida

El mundo del fútbol en el verano del 2011 distaba mucho del actual. Con un Deportivo en bancarrota, pero sin control económico por parte de la Liga, la entidad blanquiazul hizo un all in para conseguir el ascenso por la vía rápida.

De esta manera, se quedó con la práctica totalidad de los futbolistas que había tenido en Primera División, con sueldos desorbitados para la categoría. Para compensar los pocos ingresos frente a los importantes gastos, Lendoiro optó por dejar de pagar a Hacienda y mantener la huida hacia delante iniciada años atrás.

temporada 13-14

Plantilla de mínimos en pleno proceso concursal

De cara a la temporada 2013-14, la Liga estrenaba tope salarial. Aunque la normativa era, prácticamente, la misma que la actual, el control no era tan exhaustivo como hoy, si bien ya había marcadas unas pautas que los clubes no se podían saltar.

Eso, y el hecho de estar en pleno proceso concursal impidió al club confeccionar un plantel más competitivo. De hecho, en la primera jornada de Liga llegó a Las Palmas con la plantilla a medio confeccionar.

En la segunda vuelta, ya con Tino Fernández al frente del club y Fernando Vidal como máximo responsable deportivo, el club dio un giro a la política de fichajes y consiguió reforzar la plantilla para lograr, finalmente, el ascenso.

temporada 18-19

Un presupuesto controlado, pero entre los más altos de la categoría

El actual Dépor está a medio camino entre el dispendio del primer ascenso y la austeridad del Segundo. El club coruñés tiene el tercer mayor tope salarial de la categoría, pero se ve muy penalizado por las inversiones en fichajes realizadas en anteriores temporadas, principalmente, en la última. Con todo, ha conseguido confeccionar una plantilla, teóricamente, de garantía para afrontar el ascenso desde un punto de partida privilegiado. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

En el podio del tope salarial