Carlos Fernández: «Me sorprendió el ambiente de Riazor»

El delantero debutante ha explicado que le encantó el apoyo del público en el primer partido en casa

.

Abegondo

Con apenas un partido de experiencia con la camiseta blanquiazul, Carlos Fernández se ha declarado feliz del primer partido del Deportivo en Riazor. «Me sorprendió el ambiente y también fue muy importante la victoria para mantener a la gente enchufada. Cuando el año pasado vine con el Sevilla ya me había sorprendido y me había dado cuenta de que esta es una ciudad muy pasional. Ayer la gente se volcó con el equipo y que no le quepa duda a nadie de que nosotros también nos vamos a volcar», ha añadido.

El joven atacante deportivista se ha referido a la jugada del penalti que sufrió y cuyo lanzamiento finalmente falló Didier Moreno: «Me preparo hacia mi perfil derecho y en ese momento noto el contacto y me derriba. Los jugadores del Sporting protestaron mucho, pero están en su papel. A mí me parece penalti claro», ha afirmado.

Hora y media buscando a un hombre gol

X. Fernández
.

La falta de acierto en un frente de ataque despoblado de especialistas retrasó la victoria hasta el final

«Fútbol». Dani Giménez dio con la palabra precisa para resumir la hora y media de Riazor, y el resto de horas y media de esta temporada y las anteriores. Lo del Sporting, en concreto, fue así: once contra once que de repente eran diez, que si ya no querían salir de su campo cuando estaban tantos como el rival, menos iban a querer con la inferioridad numérica como coartada.

El veterano meta del Dépor lo fue antes del Betis, y por ahí, hilando, aparece un técnico que también fue verdiblanco antes que blanquiazul. Pepe Mel, ese era, compartió una vez en Sevilla su visión del juego de pelota al que ayer se refirió el portero en zona mixta: «Hay un balón, un equipo enfrente y hay que meter ese balón dentro de tres palos con una red». Y ahí, el «fútbol» se torció para el conjunto coruñés. Porque para encajar el cuero entre los 2,44 por 7,32 que delimitan los postes y el larguero hay que tener cierta potencia y bastante precisión. Muchos practicantes del «fútbol» viven de eso. Se llaman delanteros y el Deportivo tenía la semana pasada tres y medio con ese cartel. El domingo a las 20.45 ya solo disponía de uno, y hacia las 22.30 no le quedaba ese siquiera para hacer subir a un marcador inexistente [cosa de las obras] las diferencias de intención y puesta en práctica entre el equipo local y el de Gijón.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Carlos Fernández: «Me sorprendió el ambiente de Riazor»