El millón de euros que pierde A Coruña

Las peñas del Sporting calculan que 4.000 hinchas podrían haber dejado un dineral en la ciudad

.

Cada ciudad tiene su partido del año. En A Coruña, si se le pregunta a los hosteleros esta temporada, la respuesta es clara. «El Sporting es quien más aficionados trae», dice Daniel Lema. Su restaurante, en la calle Manuel Murguía y con vistas al estadio, no se podía llamar de otra forma. Pulpeira Riazor. Este domingo tenía que ser un día de vacas gordas, pero el campo está en obras y los ingresos serán más bien magros. Solo los socios deportivistas podrán presenciar en directo el encuentro. Los 4.000 adeptos del club rojiblanco que, según la Federación de Peñas Sportinguistas, mueve cada duelo, se quedarán en casa. Son la famosa mareona. «Estaremos vacíos», vaticina Lema. «Va a ser un día corriente, sin más», reprocha Raúl Rocha, del bar Stollen, en la misma calle.

Las posibilidades de un cambio de fecha eran reducidas, pero agotaron hasta el último cartucho. «Enviamos una carta al Ayuntamiento por si podía mediar para que el partido de ida se jugase en Gijón y el de vuelta en Riazor», apunta Antonio Amor, de la Asociación de Comerciantes Zona Obelisco. «No hubo éxito, pero ya suponíamos que era difícil modificar los planes de la Liga», reconoce Amor. «Publicado el calendario, poco se puede hacer», asume, pragmático, Rocha.

No todos lo ven así. «El gobierno local tiene el poder de decir que el estadio no está en condiciones», protesta un indignado Javier Pastoriza. Lleva El Tequeño, uno de los locales de María Pita hasta donde se prolonga la fiesta en los días de fútbol. «Son 4.000 personas que vienen y gastan en A Coruña y no lo van a hacer. Es un palo muy duro y una decepción para la ciudad», insiste el hostelero. «El impacto económico que supone el partido es de un millón de euros», calcula Jorge Guerrero, presidente de la Federación de Peñas Sportinguistas. «Es el resultado de sumar el gasto que generamos cada uno de nosotros en hoteles, restaurantes y bares en un fin de semana. Unos 250 euros cabeza. Y hubo partidos en los que llegamos a ser 5.000», subraya Guerrero. Con todo, aclara, «aunque Riazor no fuera apto, la Federación impondría celebrar el partido en un campo alternativo, Santiago o Ferrol, por ejemplo».

.

Gijón, en vilo

En Gijón la preocupación es otra. «Hay 270 personas pendientes de que el Deportivo nos busque un hueco. Ya tenemos los autobuses contratados y, casi la mitad, el hotel pagado. Compramos, por 15 euros, las entradas incluidas en el convenio de Aficiones Unidas. Desconocíamos la situación del estadio. Apelamos a la buena voluntad de Tino Fernández», lanza Guerrero. «No tenemos sitios», responden desde el club blanquiazul. Llevan reubicadas 5.000 localidades de las 8.500 que tienen reservadas para los socios. «En el contrato con Aficiones Unidas hay unos plazos que no se cumplieron ni en tiempo ni en forma», añaden desde el Dépor. «Van a ir a A Coruña para hacer turismo», apuesta Víctor Sánchez, de la peña El Indio Blimea. Es la primera vez en diez años que se quedará en Asturias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
40 votos
Comentarios

El millón de euros que pierde A Coruña