Deportivo y Concello ultiman contrarreloj el plan de Riazor para el domingo

El club y el gobierno local preparan el plan de reubicaciones que frene la incertidumbre en miles de abonados

.El estado de las obras en algunas partes del estadio este lunes muestra una estructura incompleta.
El estado de las obras en algunas partes del estadio este lunes muestra una estructura incompleta.

La incógnita de Riazor para el partido Deportivo-Sporting del domingo apremia al club y al Concello de A Coruña a buscar una respuesta contrarreloj a las incógnitas que se abren alrededor de la reapertura parcial del estadio, después de tres meses de trabajos en las cubiertas. Ante la incertidumbre de miles de abonados que todavía desconocen si tendrán que reubicarse en una grada diferente a la suya, el gobierno local y el club avanzan en un documento definitivo de cara al partido ante el club asturiano, el primero de la temporada en Riazor. 

Los traslados, que podrían afectar a miles de abonados del Deportivo, afectarán, en principio, a los socios de los fondos de Maratón y Pabellón. La obra, de siete millones de euros, contempla en esa zona del estadio la rehabilitación de la techumbre, al no esta tan dañada como en las gradas de Tribuna y Preferencia, donde se instaló una cubierta nueva. Sin embargo, en estas dos gradas los trabajos se encuentran mucho más avanzados que en las gradas de detrás de las porterías. 

La idea del gobierno de la Marea y el Deportivo es aplacar este lunes la incertidumbre de miles de abonados que ven como el estado de las obras, y los cortes de tráfico pueden complicar la asistencia al estadio el domingo. 

La afición del Sporting también se encuentra a la espera de saber si podrá viajar a Riazor y en qué número. El club coruñés no vende todavía entradas para este partido. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Deportivo y Concello ultiman contrarreloj el plan de Riazor para el domingo