Álex Alegría, objetivo para el ataque

El Dépor negocia la incorporación del delantero procedente del Real Betis


«Va a venir un futbolista de ataque. Eso seguro». Así de rotundo se mostraba ayer Carmelo del Pozo acerca del objetivo del club de incorporar un hombre más para los puestos de arriba. Un jugador, que llegará independientemente de la decisión final de Borja Valle, del que el director deportivo se mostró confiado en que pueda seguir. Si, finalmente, el berciano se va, entonces llegaría otro hombre más para esa zona.

Y en esta búsqueda de futbolistas para la demarcación hay uno que ocupa el número uno en las preferencias del club coruñés. Es un viejo conocido de Carmelo del Pozo, quien la temporada pasada ya logró su cesión en el Levante. Se trata de Álex Alegría, delantero de 25 años del Betis, que de cara al presente ejercicio vuelve a no entrar en los planes de Quique Setién.

Según diversas fuentes, hace semanas que el Deportivo mantiene contactos tanto con el Betis como con el propio jugador, con el que Carmelo habló personalmente. El delantero tiene buena disposición para vestirse de blanquiazul, pero el interés mostrado por algunos clubes de Primera División, entre ellos el Rayo, podría complicar la operación.

La intención del Deportivo es conseguir su cesión con opción de compra, aunque no se descarta que pudieran darse las condiciones para su adquisición, siempre y cuando el precio no se dispare.

Delantero tanque de 1,88 metros de altura y 84 kilogramos de peso, Álex Alegría llegaría al Deportivo tras ocho meses de inactividad debido a una importante lesión. Jugando con el Levante se produjo una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, lo que truncó una temporada en la que había disputado los diez primeros partidos de Liga, nueve de ellos como titular. Este verano regresó al Betis, -en el club valenciano estaba cedido- y ya jugó algunos minutos en pretemporada demostrando, aparentemente, que su lesión estaba absolutamente olvidada.

Experto en bajar balones, con buen remate de cabeza y mucha pelea, Álex Alegría dio el salto al fútbol profesional en la temporada 2015-2016 cuando fue cedido por el Betis al Numancia. Con anterioridad venía jugando en el filial verdiblanco, con una única aparición de doce minutos con el primer equipo. En Soria realizó su mejor temporada. Cuarenta y un partidos jugados y doce goles en un equipo de mitad de la tabla. Buenos números para un futbolista de sus características. Regresó a Sevilla y logró jugar 25 partidos, perdiendo mucho protagonismo con la llegada de Víctor Sánchez del Amo al banquillo del Villamarín.

Ahora, Álex Alegría busca un reencuentro con su mejor fútbol y Carmelo del Pozo entiende que se pueden dar las circunstancias adecuadas en A Coruña, con lo que completaría la plantilla a falta de saber qué pasa con Borja Valle y Krohn-Dehli, dos futbolistas sobre los que ayer admitió estar esperanzado de que se queden.

Mula, en la recámara

Pero el cacereño no es la única opción que maneja la dirección deportiva para los puestos de arriba. El club también ha hecho una propuesta para incorporar a Álex Mula, extremo del Málaga, que también parece receptivo al interés deportivista. Sin embargo, el club andaluz no quiere incorporar una opción de compra en el acuerdo de cesión, condición imprescindible para que el Dépor lleve a cabo la operación.

«No hay acuerdo con el Málaga. Es un jugador muy interesante, pero el Dépor tiene que traer futbolistas buenos para el presente y el futuro. Para venir por doce meses tiene que ser un jugador excepcional y en Segunda no hay muchos», explicó ayer en rueda de prensa Carmelo del Pozo sobre la posibilidad de incorporar a Mula.

Y, entretanto, el Deportivo está a la espera de que Borja Valle comunique su decisión de seguir o abandonar A Coruña. Al respecto, el directivo blanquiazul se mostró esperanzado: «Conozco bien a Borja y sé cuál es el momento de realizar un movimiento. Y ese momento está cercano a llegar. Creo que ahora está más cerca que lejos», expresó. En cualquier caso, insistió en que si no se producía esa permanencia, sería el momento de apostar por la llegada de un nuevo jugador, como ha hecho con los otros que se fueron.

Oficio italiano para cerrar la zaga

Alexandre Centeno

El Dépor ficha por dos temporadas al central de 23 años Michele Somma que llega con la carta de libertad, después de consumarse la desaparición del Bari

Uno más para el grupo. Michele Somma es desde ayer nuevo futbolista del Deportivo. El central italiano, de 23 años, llega para cubrir la baja de Raúl Albentosa que, con casi total seguridad, abandonará A Coruña en los próximos días. Ante esa situación, la dirección deportiva ha decidido adelantar los tiempos y anunciar la contratación de un futbolista que estaba sin equipo y llevaba ya unos días en A Coruña.

El nuevo jugador blanquiazul llega para aportar oficio italiano a la zaga deportivista después de un verano bastante agitado para él. Una vez concluida su vinculación con el Brescia, con el que disputó 60 partidos en los últimos dos años en la serie B, Somma fichó por el Bari. Sin embargo, su nuevo club no pudo hacer frente a las deudas y desapareció cien años después de su fundación, lo que volvió a dejar al ahora deportivista con la carta de libertad. Llegaron entonces las negociaciones con otros equipos, hasta que apareció el Deportivo y lo convenció para vestirse de blanquiazul las dos próximas campañas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Álex Alegría, objetivo para el ataque