El mayor pistolero de Segunda

Pizarro Gómez, que pitó una polémica pena máxima y privó al Dépor del triunfo, se distinguió la pasada temporada como el árbitro con más penaltis en la élite

Pizarro Gómez expulsó a Krohn-Dehli por protestar el polémico penalti
Pizarro Gómez expulsó a Krohn-Dehli por protestar el polémico penalti

A Coruña

El deportivismo sigue dolido con el punto sumado en Albacete. Tras un partido cerrado que el equipo coruñés maduró en el ecuador del segundo período, un discutible penalti lo privó de arrancar la temporada con triunfo. Afición y futbolistas aún se preguntaban ayer qué infracción vio Valentín Pizarro Gómez para señalar el punto fatídico a solo cinco minutos del final. La acción parecía inocua. Perseguido por David Simón, el jugador del Albacete Fran García se cayó al suelo después de que haber perdido el balón. El árbitro, que seguía el lance muy bien situado, de frente y sin jugadores en medio que molestasen su seguimiento de la jugada, pitó penalti sin dudar. En realidad, no se trató de una decisión nada extraña en él. Pizarro Gómez, que el pasado martes cumplió 37 años, se distinguió la temporada pasada como el mayor pistolero de Segunda. Señaló nada menos que 14 penaltis en 19 partidos y encabezó la clasificación del que más penas máximas indicó en toda la élite del fútbol español. Su gusto por el punto de cal le llevó a señalarlo 0,74 veces por encuentro, mientras Mateu Lahoz, el líder de este dato en Primera División, alcanzó las 0,53, es decir, pitó 9 penaltis en 17 jornadas.

Pero la decisión del colegiado no solo derivó en un empate amargo para los deportivistas, sino que sus consecuencias alcanzarán, al menos, la próxima jornada. Las protestas blanquiazules por la polémica decisión acabaron con una tarjeta amarilla para Natxo González y la expulsión de Krohn-Dehli, quien no podrá jugar el próximo viernes (20.00 horas, LaLiga 123 TV) en la visita al Extremadura. Hasta ahora, en la suerte de las tarjetas mostradas Pizarro Gómez no se había mostrado mi mucho menos tan prolífico. Figura en el podio de los menos tarjeteros de la pasada Liga y durante el choque del viernes no se salió del guion. Es más, llamó la atención su manga ancha para escamotear amonestaciones en situaciones que otros árbitros castigan con más dureza. Como en aquel lance del primer período que protagonizaron los dos protagonistas del penalti final: Fran García segó allí por donde David Simón trataba de escaparse a la carrera.

Viejos conocidos

El del viernes no fue el regreso a la competición soñado por el Deportivo, al que muchos han señalado como el Madrid de Segunda por su condición de histórico y de que se trata de uno de los techos salariales más altos. Desde luego, a los blancos no les acompañan habitualmente las polémicas arbitrales en su contra. En el estadio Carlos Belmonte el Albacete acabó mucho más contento de su reencuentro con Valentín Pizarro Gómez, quien ya se había encargado de su partido del ascenso contra el Sestao. Aquella ocasión de la temporada 2013/14 el contrincante deportivista del pasado viernes y el colegiado madrileño compartieron destino, pues fue el último encuentro de este en Segunda B.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El mayor pistolero de Segunda