El Deportivo y Natxo se entienden

El técnico afirma estar ilusionado por los avances del plantel y reflexiona sobre su modelo de juego


Hasta tres veces recurrió al chascarrillo como respuesta, y eso son tres ocasiones más que en el resto de sus intervenciones públicas de este verano. Un tránsito desde el gesto serio, la parquedad y el rodeo hasta la broma y la reflexión detallada como símbolo del cambio experimentado por su equipo con el paso de las semanas. Natxo González se dice satisfecho; «ilusionado», incluso. El Deportivo que ha montado no conoce la derrota en los bolos de pretemporada, por poco que eso importe, según él mismo admite, pero la propuesta va calando y el técnico encuentra motivos para airear su optimismo, y recurre al vacile cuando pretende quitar hierro a detalles que no le convencen, como esos tres partidos consecutivos a domicilio. Recalca que «van solo cuarenta sesiones de trabajo y acabaremos con trescientas», pero ya ve al equipo «con una identidad y una idea». La de Natxo, que es la del Dépor.

la base

Control de balón y esfuerzo

«Es algo original», sostiene el técnico cuando se refiere a su modelo. Una propuesta en la que el centro del campo resulta especialmente importante. «Pusimos encima de la mesa la idea que queríamos y a partir de ahí había que traer jugadores para ejecutarla. Un pivote de características concretas, dos vértices que te hagan once o doce kilómetros por partido y un mediapunta con muchas repeticiones a alta intensidad», desgranó. Algo que «requiere unos mínimos a nivel técnico táctico y físico». Una exigencia mayor a la habitual en varios sectores del campo: «Es verdad que desgasta, pero ya les digo a ellos que correr dependerá de nosotros. Trataremos de tener el balón, si no lo tenemos ya saben lo que toca».

movimientos ofensivos

El «flow» de los hombres gol

«Todavía no. No es fácil. Esto requiere tiempo», admite cuando se le pregunta si su frente de ataque ya interpreta de memoria el guion. «Son muchas situaciones y muy complejas que el jugador tiene que manejar muy bien ?disculpa?. Debe entender el juego y en cuanto lleguemos a entenderlo todos, el delantero va a estar encantado porque tendrá muchísimas alternativas. Ahora cuesta encontrar el sitio y el espacio». «Dentro de no sé cuánto, van a estar encantados los delanteros», recalca su promesa, mientras relativiza la falta de producción anotadora de sus puntas: «Llevamos trece goles. Obviamente, la responsabilidad recae sobre los puntas, pero mientras haya goles me da igual quién los meta». «Hemos buscado futbolistas que encajen en la idea. Hay jugadores más habilidosos, otros que pueden servir más de referencia, como Christian... Uno te vendrá más a recibir, otro estará más cerca de zona de remate... Buscaré un poco ese flow», manifiesta.

balón parado

La estrategia de los puntos

El Deportivo pretende mandar y si lo consigue tendrá que medirse con frecuencia a rivales atrincherados. En esa tesitura se anuncia indispensable manejar el recurso de la estrategia. El míster ha puesto énfasis en dicha suerte: «En el Mundial más del 40 % de los goles fueron a balón parado. Es decisivo tanto en las acciones defensivas como ofensivas y con lo igualada que está la categoría una acción a balón parado puede suponer puntos».

vestuario

Del grupo al equipo

«Estoy muy contento ?recalca el técnico?. Primero por estar donde estoy, y a partir de ahí, por el trabajo del día a día, las incorporaciones... Me ilusiona. Confío en el trabajo de la dirección deportiva porque vamos todos en el mismo barco. Duermo muy tranquilo. Estoy satisfecho con el equipo y la actitud. Éramos un grupo de personas y había que ver si conseguíamos ser un equipo. Estamos en el camino. Si logramos ser un equipo, a final de temporada eso dará puntos».

liderazgo

Capitanes con peso

Natxo le da una enorme importancia a la elección de los cuatro capitanes: «Me gustaría para tomar la decisión que fuésemos ya el equipo que va a ser en el futuro y voy a esperar lo máximo. No me preocupa esperar incluso a que haya empezado la liga. Ahora mismo ya hay jugadores que nos representan como equipo, pero mi idea es acabar de cerrar el tema. Es una decisión clave, como ya le transmití a ellos. Tenemos que pensarlo muy bien, cada uno tiene que reflexionar. No se trata de que lleve el brazalete el más gracioso o el que organiza las cenas. Tenemos que tener jugadores con liderazgo, que nos representen bien. Ellos decidirán algunos y yo otros».

La «puñeta» de Caballo y Uxío

Caballo en el once, y Uxío entrando desde el banquillo. Esa fue toda la representación fabrilista en el derbi del miércoles. Los dos jugadores del filial que han participado en más encuentros a las órdenes de Natxo González comparten una situación delicada: su edad les impide compatibilizar equipos. Si juegan un solo minuto con el Dépor no podrán disputar encuentros en Segunda B esta temporada. «Si se da el salto, no hay vuelta atrás», subrayó el míster tras definir la situación como «una puñeta» que le obliga a «ser cauto y analizarlo bien».

La polivalencia como baza

«Ellos marcarán con su rendimiento si están preparados o no», manifestó el míster, aclarando que en la pareja de amigos e integrantes del Fabril, uno parte con ventaja: «Caballo es un jugador que puede ocupar diferentes posiciones. De lateral, por delante si juegas con extremos, incluso dentro del triángulo del medio, en el vértice izquierdo. Da muchas posibilidades y eso a un entrenador le encanta».

Al salmantino, de 24 años, le acompañan los registros de pretemporada. En Lugo fue titular por primera vez y lo hizo en la que en teoría es su posición natural, donde no había actuado aún este verano. «Ahí están los minutos. Están dando el nivel para estar ahí, y al primer equipo del Dépor no llega cualquiera. Caballo jugó de lateral de inicio porque quería ver cómo se desenvuelve en esa zona», detalló Natxo.

Bromas sobre los efectos de la obra en Riazor: «Mal rollo»

«Mal rollo». Natxo González perdió por unos segundos el gesto serio cuando le preguntaron por la obligación de disputar a domicilio los tres primeros encuentros de liga: «Llego yo y Riazor en obras. No se juega el Teresa Herrera de momento, tres partidos fuera... Digo, ‘‘ya me podíais haber llamado en otro momento’’. Depende de cómo te lo tomes, es un reto bonito e ilusionante. A ver de qué somos capaces».

El míster tocó casi todos los palos y le tocó referirse también a la situación de Guilherme y Tyton, a quienes se intenta dar salida.

El caso de Guilherme y Tyton

«Se va acercando el final del mercado y el que quiere salir se pone más nervioso, pero no me generan problemas en el día a día. Están con opción de salir y ojalá no se alargue más en el tiempo, pero estoy tranquilo», apuntó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Tags
Comentarios

El Deportivo y Natxo se entienden