Eneko, feliz de haber renovado su apuesta por el Deportivo

Tenía la opción de marcharse libre, pero está dispuesto a cumplir el contrato de dos años que tenía


A Coruña

Eneko Bóveda seguirá en el Deportivo. Al menos, de momento. «En el fútbol, nunca se puede decir que algo es totalmente seguro cuando uno no tiene una cláusula de cientos o mil millones», aclara. Pero su intención, después de meditarlo, es renovar la apuesta que hizo por el Deportivo hace solo unos meses cuando fue rescatado del Athletic para luchar por la permanencia. El contrato del zaguero incluía una cláusula de escape para poder abandonar la entidad blanquiazul en caso de no estar en Primera. Sin embargo, tras reunirse con Carmelo del Pozo ha entendido que el Dépor sigue siendo una buena opción para él y pretende cumplir el contrato de dos años que tiene todavía por delante.

«Según acabó la temporada pasada, vino Carmelo y he tenido más de una conversación con él. Los dos hablamos más o menos el mismo idioma del fútbol, así que fue fácil llegar a un acuerdo. Bueno, más que un acuerdo, tener claro que la opción que ambos queríamos era la de quedar aquí y ser una pieza lo más importante posible en el equipo. Cuando uno toma una decisión tiene que poner en valor muchas cosas: disposición, convencimiento, confianza que me han demostrado. Esto último ha resultado muy importante, porque, al final, venía de una temporada muy mala para mí. La peor que he tenido, tanto a nivel de minutos jugados, como de lesiones y rendimiento... En este momento le doy mucha importancia a eso. Estamos dando un paso atrás, con el descenso, pero también podemos darlo hacia delante. Más allá del descenso y la lesión, mi experiencia aquí ha sido muy buena. Me he encontrado muy a gusto», reflexiona el defensa blanquiazul.

Está ilusionado por seguir, aunque no aclara en qué posición, si como lateral o central: «Primero hay que observar al entrenador. He jugado contra equipos que él ha dirigido, así que me conoce de sobra. Estos primeros entrenamientos y partidos sirven precisamente para eso, para ir viendo posiciones». Y es que, realmente, ni él mismo se atreve a decir dónde se encuentra más cómodo: «Es que depende mucho de lo que pida el entrenador. Unos quieren que el lateral suba más, otros que el central esté más adelantado, otros atrás incrustado... Yo depende mucho de cómo me salgan las cosas. Si salen bien, digo: 'pues qué bien aquí' y si salen mal, ya pienso en cambiar de posición», sonríe.

De momento, se conforma con estar entre los elegidos en un Dépor que tiene claro que «debe luchar por ascender, pero que sabe que tendrá problemas. Que nadie piense que en enero vamos a estar ascendidos porque no es así. Será un año duro», sentencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Eneko, feliz de haber renovado su apuesta por el Deportivo