Así fue el discurso de Mauro Silva a la plantilla del equipo

El centrocampista brasileño habló con sinceridad a los jugadores y a Clarence Seedorf en una charla en la intimidad del vestuario blanquiazul

El discurso de Mauro Silva a la plantilla del Dépor

El RC Deportivo ha publicado este sábado el discurso que Mauro Silva, campeón del Mundo en 1994 con Brasil y ganador de los seis títulos que tiene el club gallego en su palmarés, dio hace quince días a los actuales jugadores del conjunto blanquiazul, a los que recomendó «dedicación, constancia, fuerza y fe» dos días antes de derrotar al Athletic.

El brasileño visitó este mes La Coruña, la ciudad en que residió desde 1992 hasta 2005, para inaugurar la calle que lleva su nombre en un acto en el que contó con el apoyo del cuerpo técnico y los jugadores de la plantilla del Deportivo, con los que minutos después se reencontró en el vestuario de Riazor.

Allí, durante seis minutos, les dio un discurso para transmitirles la receta para tener éxito en sus carreras y, particularmente, en el Deportivo, para salir de una delicada situación que, a pesar de aquel triunfo ante el Athletic Club (2-3), se ha agravado.

«El fútbol es un medio para un fin, que es intentar ser un buen ejemplo para la sociedad, para construir una sociedad mejor. Esta es una carrera fantástica, nosotros hemos vivido muchas cosas, la pena es que pasa todo muy deprisa, a veces cuando estás (dentro) no te das cuenta de eso», les dijo.

Recordó los títulos que logró el Deportivo, todos con él como jugador de la plantilla, y advirtió de que no fue un camino de rosas.

«Había muchos problemas, la gente también nos pitaba. Djalminha, que es un gran futbolista, salía y quería liarse a hostias con un aficionado fuera, y pitaban a Bebeto. Es que el fútbol es así y nosotros tenemos que estar preparados para esto también», relató.

«Lo que hay que hacer es tener tranquilidad. Lo que la gente espera de vosotros es trabajo, sacrificio, dedicación, porque a mí me homenajean con una calle, pero Bebeto jugaba mucho más que Mauro. Djalminha y Rivaldo eran mucho mejores que yo. Pero yo me entregaba mucho, trabajaba mucho, tenía un compromiso muy grande con el equipo y el club», recordó.

«Si luchas y trabajas por la semana y si luchas el domingo y haces lo que puedes en el campo aunque el resultado no es positivo, te vas con la conciencia tranquila. El problema es cuando pierdes y piensas que no lo has dado todo», les dijo.

También les transmitió que «es muy importante tener alegría y disfrutar» porque, «como se dice en el ejército, el pesimismo es alta traición y, si uno no cree que se puede, no se hace nada».

«Superar al Madrid y al Barcelona y ganar LaLiga no es fácil», les apuntó Mauro, que repasó también los triunfos europeos del Deportivo con él en la plantilla.

«Si uno no cree que puede, no hace nada porque limitas tus posibilidades. Hay que pensar en lo más grande», expuso el brasileño en un discurso en el que les transmitió las que, para él, son claves del éxito: «Con dedicación, constancia, fuerza y fe, a la larga las cosas salen bien».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Así fue el discurso de Mauro Silva a la plantilla del equipo