Las fiestas a costa del Deportivo

El técnico del Levante dice que celebrarán «bien, como se merece» derrotar al Sevilla, mientras el Barça organizó para el lunes el desfile por la Liga y la Copa


Ni el Levante ni el Barça dan un duro por el Dépor. Las escasas posibilidades del club blanquiazul por sostener sus posibilidades matemáticas de seguir en Primera más allá de este fin de semana no pasan desapercibidas para los rivales, que ultiman sus festejos a costa de la caída al descenso de los coruñeses. El Levante abre esta noche la jornada como local contra un Sevilla en crisis. Las cuentas del cuadro granota, que aventaja en nueve puntos al Deportivo a falta de cuatro partidos, pasan por que la victoria se revelaría definitiva para la permanencia. Su entrenador Paco López reconoció ayer que festejarán por todo lo alto el esperado triunfo: «Yo soy partidario de celebrarlo bien, como se merece». Si en alguna otra ocasión más improvisada hubo música y cerveza, está por ver cómo descorcharán esta vez la alegría de ganar esta particular miniliga entre los cuatro últimos clasificados. Se desconoce si llegarán a salir en autobús descapotable por la ciudad, en un desfile que el Barça sí que tiene previsto llevar a cabo.

El visitante del domingo (20.45 horas, Partidazo) en el estadio de Riazor prepara sus mejores galas para el título de Liga. Después de levantar la Copa en la final del pasado sábado, cuando evitó cualquier celebración más allá del césped, ahora organiza todos los detalles para una gran fiesta conjunta del doblete que recorrerá las calles de Barcelona. El trayecto está programado para el lunes, después de que técnicos del club azulgrana y del ayuntamiento estudiasen en los últimos días los detalles del itinerario. Según publicaron varios medios de comunicación de la Ciudad Condal, finalmente no rematará en una gran verbena en el Camp Nou, sino que esta se reservará para la previa del clásico de la próxima semana. Claro que el Barça hasta puede ser campeón sin jugar, siempre que el Atlético y el Madrid no ganen sus partidos del fin de semana.

Mientras otros programan sus celebraciones, el Dépor se centra en preparar el próximo partido. Sus cuentas para evitar el descenso están claras. Claro que depende de sus adversarios, pero hagan lo que hagan al equipo de Seedorf solo le vale ganar, ganar, ganar y ganar. Si el Levante suma esta noche los tres puntos, Riazor se agarrará a la única posibilidad matemática que queda de superar a los valencianos: derrotar al Barça y los otros tres partidos posteriores. A esta complicadísima misión se uniría el sueño de voltear la diferencia de 16 goles en el golaveraje general que ahora mismo es favorable al decimoséptimo clasificado.

Si la opción del Levante se revela casi una quimera, el Deportivo aún maneja otras posibilidades prácticamente utópicas para salvarse. Todavía tiene a tiro al Espanyol, que le supera en once puntos, así como al Leganés y al Athletic, con doce más. Pero a estos tres equipos les bastará con sumar un solo punto para quedar fuera de cualquier batalla final por la permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las fiestas a costa del Deportivo