Máxima exigencia física para un voluntarioso grupo de elegidos


Las opciones de cambio son escasas de cara al encuentro de mañana. Ni en lo referente al sistema ni en cuanto a quienes saldrán a ponerlo en práctica frente al Leganés. La propuesta de Seedorf exige muchísimo sacrificio a un mismo grupo que da la sensación de funcionar con más voluntad que nociones de a donde y cuando deben llegar. Once jugadores, trece como máximo, predispuestos a trabajar y a mantener una línea continuista en el tramo más exigente de la temporada y tras una enorme carga de partidos.

Los mayores cambios se producen en cuanto a los diferentes roles que deben interpretar los mismos futbolistas. Al encuentro frente al Sevilla se llegaba después de la destacada actuación en San Mamés de Borges y Mosquera. A los dos se les asignó una posición nueva en Riazor y como resultado faltó la opción de pase intermedio tras recuperación de pelota. Algo que podría explicar los errores de Lucas frente a portería en el último tramo del duelo, ya que se le había exigido un enorme desgaste en la pelea por balones en largo con Adrián como único socio, al que se sumó ocasionalmente Çolak. El coruñés lo hizo siempre todo bien hasta llegar a zona de disparo.

La necesidad del Deportivo y la propuesta ambiciosa del rival propiciaron u gran partido de fútbol entre dos equipos que tomaban pocas precauciones y se volcaban en el aprovechamiento de los espacios que concedía el adversario.

El Deportivo, inferior futbolísticamente, utilizó sus armas, aunque atendiendo a las condiciones del partido se pudieron haber asumido incluso más riesgos: la derrota o el empate era casi lo mismo a efectos clasificatorios. Las variaciones llegaron un poco tarde y los dos últimos cambios fueron prácticamente testimoniales. Se quedó en el banquillo Borja Valle, en un momento de confianza extraordinario.

En Butarque espera el Leganés, un equipo con las ideas muy claras y que no va a poner las cosas fáciles. Será complicado vencer si para ello hay que volver a marcar tres goles como en San Mamés o ante el Málaga. La confianza del Dépor parece proceder más de los resultados que del juego y eso precisa también de solidez para sostenerse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Máxima exigencia física para un voluntarioso grupo de elegidos