Tres goles para firmar la primera victoria en el nuevo San Mamés

El Deportivo volvió a recibir un gol olímpico en Liga 22 años después


Triunfo vital de necesidad para el Deportivo (2-3) en Bilbao -primero que consigue en el Nuevo San Mamés- para seguir soñando con la permanencia, y frente a un Athletic al que le suele tomar la medida en el aspecto ofensivo, habiendo marcado en 17 de sus 19 últimas visitas ligueras a La Catedral.

Entró enchufado Adrián López, que antes del cuarto de hora había anotado su segundo doblete del presente campeonato, después del que consiguió hace tan sólo ocho días frente al Málaga CF. El asturiano alcanza así las 26 dianas como deportivista en competición oficial (21 en Liga más 5 en Copa). El primero de los goles redondeaba la cifra de 1.400 recibidos por el Athletic como local en Liga.

Al inicio de la segunda mitad el partido enloqueció, primero con el gol de Raúl García (1-2), contestado poco después por Borja Valle (1-3), que se estrenaba como goleador en la máxima categoría, antes de asistir a un gol olímpico anotado por Markel Susaeta (2-3), que fue precisamente el autor del anterior tanto de córner directo visto en nuestra Liga (27/04/2014 al Sevilla); hay que retroceder hasta la campaña 1995/96 para encontrar el anterior gol olímpico sufrido por el Dépor, con el sevillista Davor Suker como protagonista.

En lo puramente matemático, el resultado de este encuentro suponen para el Deportivo redondear su registro de 100 partidos a domicilio marcando y recibiendo dos -o más- goles, así como el de 400 encuentros fuera de casa marcando y recibiendo gol.

El Deportivo vuelve a creer

Pedro Barreiros

Otro doblete de Adrián y Borja Valle dan a los coruñeses una vida extra para luchar por la salvación

Un gran recital colectivo, coronado por el momento dulce de Adrián y la feliz irrupción de Borja Valle, dio al Deportivo una victoria con mayúsculas. El equipo coruñés quizá haya dado en San Mamés el primer paso de la machada que necesita para seguir en Primera. Desde luego, se ganó el derecho a seguir confiando en una permanencia que llegó a Bilbao repleta de interrogantes, pero que salió adornada de ilusión.

Queda que el Levante caiga hoy en su visita al Atlético y que se confirme que la salvación se acerca ahora a cinco puntos más el golaveraje. Los blanquiazules, que encadenan dos triunfos ligueros por primera vez en dos años y medio, desde que en noviembre del 2015 derrotaron al Celta y al Las Palmas consecutivamente, tienen ahora dos partidos más en una sola semana para convencer a todos. Pero la victoria de anoche bien merece devolver las esperanzas a una afición que necesitaba volver a creer. Cuando le abandonaba toda esperanza, el Dépor se reencontró con su mejor fútbol, ese que Çolak diseña, y Adrián y Lucas ejecutan. El tridente de ataque se cenó a un rival raquítico y que no paró de tiritar toda la primera parte.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tres goles para firmar la primera victoria en el nuevo San Mamés