El estirón de Francis hacia Rusia

Tras dejar su portería a cero en 13 de los 20 partidos jugados entre el Dépor y el Fabril, llegó hasta los 203 minutos de imbatibilidad con la selección nigeriana


A sus 19 años, Francis Uzoho sigue quemando etapas a pasos agigantados. Hace poco más de un año que aterrizó en a A Coruña procedente de la Academia Aspire de Catar para reforzar al equipo juvenil de cara a la segunda vuelta. Llegó sin hacer ruido, acompañado de otro jugador africano (el malí Kanouté, mediocentro cedido en el Laracha), y solo ha necesitado 14 meses para ganarse un puesto para estar en el mes de junio en Rusia.

Francis ha jugado de forma consecutiva los últimos dos partidos y medio con su selección. Su debut fue contra Argentina el pasado 14 de noviembre. No estaba Messi, pero sí grandes nombres del balompié mundial como Agüero, Di María o Dybala. Entró tras el descanso, perdiendo 2-1, y su selección acabó ganando por 2-4.

Aquel primer escarceo le permitió regresar en esta última fecha FIFA. Su seleccionador le dio los dos partidos completos para que demostrara si está capacitado para ser incluso titular en la Copa del Mundo de Rusia. El pasado viernes dejó su portería a cero en un duelo contra Polonia (0-1), amargando durante la primera hora al delantero del Bayern de Munich Robert Lewandowski; y el martes solo hincó la orilla en el tramo final del encuentro contra Serbia (0-2). Un remate a bocajarro de Mitrovic terminó con 203 minutos de imbatibilidad. «Vi que las 40,000 personas que estuvieron en el estadio en Polonia quedaron impresionadas con él. Tiene 19 años, ya teníamos el equipo más joven antes de su llegada y ahora lo somos aún más», explicó el seleccionador Rohr en una rueda de prensa reciente.

Precisamente, el hecho de haber participado en los últimos 225 minutos con Nigeria parece otorgarle una plaza segura para el Mundial y, si no cambia la opinión de su entrenador, incluso como titular.

A Francis se le abrió esta puerta con su selección gracias al gran nivel mostrado esta temporada con el Dépor. En la pasada, fue clave para meter al juvenil en las rondas finales de la Copa del Rey y, en la actual, en su salto al filial, se está especializando en dejar su portería a cero. Así, en 18 partidos con el conjunto de Segunda B, ha acabado imbatido en 12 de ellos. Solo 6 equipos (Coruxo, Pontevedra, Fuenlabrada, Castilla, Talavera y Valladolid B) han conseguido batirle. Tiene un coeficiente de 0,61 tantos encajados por partido, el mejor de su grupo y el sexto de las tres primeros categorías del fútbol español, entre los guardametas que han jugado 15 o más partidos. Solo le superan Ter Stegen (Barcelona), Oblak (Atlético), Alberto Cifuentes (Cádiz), Zubiaurre (Real Sociedad B), Txusta (Barakaldo) y Dani Barrio (Melilla).

Un rendimiento que le permitió recibir la alternativa del primer equipo, con quien dejó su meta a cero en el estadio de Ipurúa y cayó contra el Girona (1-2). «Tiene futuro si trabaja y hace las cosas en serio. Tiene muchas cualidades, se le veía potencial y ha tenido la suerte de haber encontrado un entrenador que no le importa la edad», dijo en su momento Pepe Mel.

Ese es Francis Uzoho. El portero del futuro, que ya es presente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

El estirón de Francis hacia Rusia