Montilivi y las últimas oportunidades

Pedro José Barreiros Pereira
pedro barreiros A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

GONZALO BARRAL

El Dépor abre la jornada en busca de un triunfo que se le resiste desde hace tres meses, obligado a cazar a un Levante de estreno y mientras se acercan sus finales contra el Las Palmas y el Málaga

09 mar 2018 . Actualizado a las 17:41 h.

Se agota el tiempo. Es esta una afirmación que no encuentra eco en Seedorf ni en su plantilla. Todos la callan, pero se revela tan real, que duele. Así la sintió Riazor el pasado sábado, cuando despidió al equipo de sus amores con la más sonora bronca de la temporada. La temporada pasa, las jornadas se suceden y el Dépor sigue en el alambre, confiado en que una última pirueta genial le salvará el cuello. Quizá llegue en Montilivi, donde se enfrentará al sorprendente Girona.

Bien visto, el estadio del equipo revelación se convierte en el lugar ideal para establecer las bases de la remontada hacia la salvación. Precisamente, la victoria del equipo de Machín durante la primera vuelta cargó al Deportivo con la mochila de una crisis inconclusa. Pero todo había comenzado mucho antes, cuando en junio del 2014, de visita al equipo catalán en la última jornada de Segunda, los blanquiazules, con el ascenso asegurado, cayeron frente a un rival que se salvaba así del bajar a Segunda B. Respiró el Girona, entonces ya entrenado por su actual técnico, y gestó un proyecto que todos elogian ahora.

La confianza en este joven entrenador y su método se convierte tan solo en la primera de las diferencias que pueden establecerse entre el Dépor y su rival de esta noche. Llegado a Montilivi pocas semanas antes de aquel trascendental choque en la categoría de plata, por A Coruña han pasado desde entonces siete entrenadores y aún está por encontrarse el primero que convenza.