Fenómenos extraños en el Deportivo

.

Seedorf integra un cuerpo técnico de 18 personas. Elige a Rubén como portero después de la temporada que lleva. Koval, el fichaje de enero, viaja a Getafe como premio y no entra en la convocatoria. Juanfran es fijo. Luisinho luce ayer como el jugador que más remata. Krohn-Dehli, en teoría la mejor incorporación del invierno, pierde balones en la frontal. Muntari juega como titular pese a su sobrepeso. Los mediapuntas son Mosquera primero y Borges después, con Çolak y Cartabia en el banquillo y Carles Gil en su casa de A Coruña. Los once Andones de hace unos días se convierten en cero en la alineación del Coliseo Alfonso Pérez. El rumano pregunta, en el momento de saltar al campo, dónde se coloca. Adrián sigue como capitán en el terreno de juego, rango del que se enteró al ver su nombre apuntado en una pizarra hace dos semanas. Lucas, el día que juega de nueve, apenas pisa área. Borges ve pasar el balón de un lado a otro sin poder tocarlo. Las rotaciones alcanzan ya varias líneas, pero Sidnei ni se estrenó con el nuevo entrenador. El último gol del Deportivo llegó hace 500 minutos, aunque el Getafe le metió tres. El equipo recuerda que el arreón ante el Espanyol no fue más que eso. Por mucho que se empeñen sus rivales en hacer que parezca posible la permanencia, el Dépor va directo a Segunda. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
43 votos
Tags
Comentarios

Fenómenos extraños en el Deportivo