Y el medio defensivo no llegó

El Dépor agotó enero sin fichar el pivote que deseaba, y ya solo podrá incorporar un jugador libre


Las doce de la noche del último día del plazo de fichajes y el mediocentro defensivo no llegó. Así, Cristóbal tendrá que tirar lo que queda de temporada con los mismos futbolistas con los que contaba en el entrenamiento de ayer, salvo Bruno Gama, cuya salida de última hora permite al Deportivo disponer de una ficha libre y abre la posibilidad de que el club pueda incorporar en las próximas fechas a un jugador en paro. Hasta ese momento, si llega, acometerá el tramo decisivo del campeonato con tres caras nuevas respecto a los que acabaron el año: Koval, Bóveda y Krohn-Delhi. Después de las esperadas llegadas de un portero y un lateral y la sorpresa del mediocentro ofensivo danés, el deportivismo aguardó hasta el último minuto a la espera de que pudiese llegar ese mediocentro destructivo que Cristóbal había reclamado y que Tino Fernández había anunciado públicamente que el club buscaba.

Durante este mes han sido numerosos los futbolistas sondeados, entre ellos uno que gustaba especialmente como es Mbia y con el que incluso llegó a mediar Navarro, excompañero del Sevilla. Pero el camerunés estaba muy lejos de las posibilidades económicas y, además, tardó poco tiempo en bajarse del carro.

Un posible agente libre

El principal problema con el que se ha encontrado el Deportivo para poder reforzar el equipo al gusto de Cristóbal es el de las salidas. Arribas, Pantilimon y Saúl hicieron las maletas, pero queda por saber si la salida de Bruno Gama a última hora respondió a una rescisión unilateral de su contrato, por lo que el Deportivo tendría que abonarle la totalidad de las cantidades firmadas, o bien supuso que el jugador portugués renunciase a parte del sueldo pactado. En este último caso, el Deportivo contaría con un poco más de margen para buscar algún jugador con la condición de agente libre, como sucedió la temporada con Babel.

También se buscaba un nuevo destino, que dejase algún remanente, a Tyton, Valentín y Çolak, pero con ninguno se alcanzó acuerdo alguno y, por lo tanto, no llegó ese nuevo dinero del que disponer. Y es que la entidad blanquiazul invirtió en las tres incorporaciones y en tapar un pequeño desfase dejado en el mercado estival el aproximadamente millón y medio de euros que había dejado en caja la venta de Arribas al Pumas mexicano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Y el medio defensivo no llegó