Medio siglo de fútbol y un gol para la historia

El antiguo centrocampista brasileño cumple hoy, 12 de enero, 50 años, coincidiendo en el aniversario de su único gol ante el Valencia


Uno de los momentos más arraigados en la historia del deportivismo es aquel penalti en el último minuto del último partido contra el Valencia. Djukic lanzó el esférico, el portero che lo paró, y el Deportivo no pudo alzar aquel año el título de Liga. Curiosamente en esa misma temporada, en el último partido de la primera vuelta que enfrentaba a los coruñeses contra los valencianos en Mestalla, el Deportivo dio la vuelta a un partido que había comenzado con derrota visitante y Mauro Silva marcó un gol. Fue el único tanto que anotó con la camiseta deportivista. Era sábado 15 de enero de 1994. 

;
El gol de Mauro Silva al Valencia Recordamos en Torre de Marathón el gol del brasileño al Valencia y otras grandes tantos de este enfrentamiento histórico

En ese partido el Valencia conseguía adelantarse en el marcador en el minuto 51, pero bastaron dos minutos para que aquel Deportivo igualara el encuentro. Falta en la banda derecha. Balón colgado al área che que la defensa valencianista rechaza mal, Voro pone el esférico de cabeza en las botas de Mauro y el centrocampista remata con la zurda y bate a González, el mismo que parará aquel famoso penalti. Minutos más tarde Bebeto adelantaría al cuadro visitante y finalmente Claudio sentenciaría el encuentro. Este partido pasaría a la posteridad, gracias al gol del «6» deportivista. 

24 años después el Deportivo vuelve a enfrentarse al Valencia en la misma jornada y con una situación bien diferente. Un día antes de este encuentro, Mauro Silva cumple 50 años. El que fue uno de los pilares del Superdépor celebra hoy, 12 de enero, su medio siglo de vida. El brasileño debutó en el Guaraní, equipo brasileño donde jugó sus dos primeros años como profesional para después irse al Bragantino. Llegó a A Coruña con 23 años para defender el escudo herculino durante 13 temporadas consecutivas y acabar retirándose del fútbol con su «6» a la espalda. Llegó a Galicia junto a Bebeto y se retiraría con Fran en el último partido de la temporada 2004-2005. Volvió 12 años después para recibir su merecido homenaje en Riazor pero fue en su segunda temporada cuando vivió aquel penalti. También ese mismo año se convertiría en campeón del mundo con su selección.  

El Deportivo de hoy vuelve a medirse al Valencia en busca de un regalo de cumpleaños para el mejor mediocentro de su historia y de una alegría para su afición. Esta vez en Riazor, esta vez sin Mauro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Medio siglo de fútbol y un gol para la historia