51 fichajes en 42 intensos meses

Barral abanderó un Dépor de supervivencia económica y perdió su crédito cuando hubo más dinero en caja

.

Cuando Richard Barral asumió la dirección deportiva del Dépor en junio del 2014 se encontró con una caja de caudales vacía y la necesidad de armar un proyecto que mantuviera al equipo en Primera. No había dinero y sí una obligación enorme por no volver a Segunda. Eso hubiera supuesto la muerte casi segura del centenario club coruñés.

Fue entonces cuando vivió sus mejor etapa como jefe de los fichajes del Dépor. Se desenvolvió con soltura fichando a coste cero con la fórmula de cesión con opción de compra que ayudó al club a recapitalizarse. Juanfran y Sidnei son dos claros ejemplos de aquella época de supervivencia. En el haber de Barral también cabe apuntar su velocidad de cartera a la hora de encontrar soluciones en momentos comprometidos. El ex director deportivo firmó a Babel con el cierre del mercado del 2016 y repitió en el 2017 con Pantilimón. El portero rumano, que pasará a la historia por ser su última aportación al Dépor, fue fichado in extremis, el último día, cuando se le detectó una lesión a Rubén.

Víctima de la recuperación

Pero pese a su irreprochable inicio en el Dépor, Barral fue perdiendo crédito tanto dentro como fuera del club a medida que la soga económica se fue aflojando un poco del cuello deportivista. Durante el último año y medio el club coruñés comenzó a pagar traspasos por algunas incorporaciones, pero ese esfuerzo económico no se vio reflejado en el terreno de juego con buenas actuaciones del equipo. De hecho, el Dépor también sufrió para mantenerse el pasado curso y en la actualidad se encuentra en descenso. Y esto, a medida que el presidente, Tino Fernández, elevaba el tono de la exigencia aludiendo en sus últimas comparecencias que el equipo debe estar como mínimo a la altura de su límite salarial (decimocuarto en Primera).

En el debe de Richard también quedará la inestabilidad en el banquillo. El exdirector deportivo ha trabajado en los últimos 42 meses con Cristóbal Parralo, Pepe Mel, Gaizka Garitano, Víctor Sánchez del Amo y Víctor Fernández, si bien es cierto que él se implicó de una forma especial en la contratación de Garitano. El resto contaron con otros padrinos.

Barral abandona el Dépor y lo hace después de realizar 51 fichajes. Más incorporaciones que meses en el cargo. Un amplio abanico con aciertos (Lucas Pérez, Luis Alberto, Babel, Schär...) pero también grandes fiascos (Diakité, Marlos Moreno, Kakuta...).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

51 fichajes en 42 intensos meses